Información sobre vivienda y economía

Nueve de cada diez desahucios en Barcelona son por impagos del alquiler de viviendas y locales

Autor: Redacción

Los desahucios por no pagar el alquiler se están asentando en Barcelona. Desde el año 2013 prácticamente todos los lanzamientos que se producen en la Ciudad Condal están vinculados al impago de alquileres de viviendas y locales y la tendencia se ha vuelto a cumplir en 2015.

Entre enero y septiembre del año pasado, los últimos datos disponibles, se produjeron casi 3.300 desalojos de viviendas y locales, de los que el 90% fueron de arredamientos (2.926) y el resto, de impagos de la hipoteca (353). En ambos casos, como es lógico, la mayor parte de los lanzamientos fue de viviendas.

La tendencia en Barcelona es mucho más pronunciada que en el conjunto de España, donde el 53% de los lanzamientos proceden de alquileres según los datos del Consejo General del Poder Judicial (CGPJ).

El mundo jurídico explica que la mayor facilidad para llevar a cabo un desahucio por el impago del alquiler es una de las razones de que su fuerte peso en el volumen total de lanzamientos. Para llevarlo a cabo, según el Colegio de Abogados de Barcelona, solo se debe acreditar que el inquilino no ha hecho frente a la cuota.

Otro motivo que explica el escaso peso de los desalojos por impagos de la hipoteca es el varapalo que dio la legislación europea a España en 2013, condenando abiertamente las cláusulas abusivas de miles de contratos hipotecarios (como las famosas cláusulas suelo).

A esto se suma el hecho de que algunas entidades financieras han traspasado créditos a fondos de inversión y estos están intentando llegar a acuerdos de todo tipo con los deudores, y la presión social que han llevado a cabo las asociaciones para paralizar los desahucios por el impago de la hipoteca.

Los expertos creen necesario sacar adelante una ley que regule el sobreendeudamiento y recuerdan que muchos de los alquileres que no se pagan son consecuencia de la elevada deuda de los inquilinos y de la propia crisis económica.