Información sobre vivienda y economía

Así es por dentro y por fuera una casa prefabricada de hormigón

Autor: Redacción

Esta vivienda podría ser una casa cualquiera si no fuera por su forma de construcción. Se trata de una casa prefabricada bajo criterios sostenibles. El concepto industrial implica que todo el proceso constructivo se realiza en fábrica, incluyendo la integración de las instalaciones, las puertas, las ventanas, armarios, cuartos de baño o mobiliario de cocina. Pasen y vean. 

Esta vivienda, situada en el municipio madrileño de Las Rozas, ha sido fabricada por HOMM, empresa perteneciente al grupo Velatia. Una de las ventajas de comprar una casa prefabricada es que la firma ofrece un precio cerrado a los clientes y un plazo de entrega inferior a 5 meses. Una vez construida la vivienda en fábrica sólo hay que ensamblarla en la parcela y conectarla a las tomas generales. 

Según HOMM, la organización industrial de su proceso constructivo permite dos grandes avances desde el punto de vista medioambiental. En primer lugar, se minimiza el consumo producido en la fase de ejecución en términos de tiempo, recursos humanos y cuantías de desperdicio.

En segundo término, se controla con exactitud el comportamiento y la construcción de la doble envolvente de la vivienda: en el exterior, el hormigón prefabricado ofrece una durabilidad segura y robustez de cara al futuro; en el interior, una cobertura continua de aislamiento permite aumentar su espesor en función de los requerimientos de cada localización.

Otra ventaja es que gracias a su proceso de construcción por módulos de dimensiones variables y adaptables, cada cliente puede diseñar las estancias de su casa en función de sus necesidades.