Información sobre vivienda y economía

Operación salida: BBVA saca al mercado un lote de deuda promotora avalada con viviendas nuevas

BBVA busca reducir su exposición al ladrillo, como el resto de entidades financieras, y para ello ha puesto en venta casi 100 millones de euros en crédito promotor avalado principalmente con viviendas nuevas construidas. Bajo el nombre de Proyecto Vermont, el lote cuenta con la mayor parte de los activos ubicados en Cataluña, Andalucía y Canarias, según ha podido saber idealista/news.

Fuentes financieras consultadas por idealista/news señalan que la entidad presidida por Francisco González espera vender como muy tarde en octubre este portfolio que está respaldado básicamente por vivienda nueva terminada. En concreto, el 89% en términos de valoración de la deuda corresponde a vivienda, el 3,9% a plazas de garaje, el 5,3% a locales, el 1,2% a hoteles y el 0,1% restante a trasteros. En total hay casi 1.000 activos inmobiliarios que avalan el lote.

Esta cartera de deuda, cuyo capital pendiente de pago asciende a 77,5 millones de euros, está siendo gestionada por la firma N+1. Para finales de julio la entidad financiera espera recibir las ofertas no vinculantes de los interesados y en agosto comenzará el proceso de Due diligence. Para septiembre espera abrir el periodo de entrega de las ofertas vinculantes y a mediados de octubre estima que podría cerrarse la compraventa.

BBVA vuelve a repetir en verano

Tras la venta del Proyecto Liceo, gestionado por la consultora inmobiliaria Irea, BBVA ha vuelto a repetir la operación. El año pasado justo por estas fechas la entidad puso en el mercado este paquete valorado en unos 70 millones de euros en préstamos avalados con 500 viviendas.

El Proyecto Vermont no es el único que tiene BBVA en el mercado. También ha sacado a la venta el Proyecto Boston, un paquete con 16 edificios de oficinas situados en Madrid, Barcelona y Valencia, según publica El Confidencial.

Las entidades financieras calientes motores con el calor

Otra entidad que ha elegido los meses de verano para desprenderse de una cartera de hipotecas y de viviendas valorada en 153 millones de euros es el fondo de inversión americano Lone Star. Bajo el nombre de Proyecto McLaren, esta firma vende dos portfolios, uno de ellos valorado en 102 millones de euros en préstamos avalados con viviendas y el otro está tasado en 51 millones en viviendas.

Pero actualmente hay más carteras de créditos dudosos y de inmuebles a la venta. Por ejemplo, Abanca quiere vender un lote, bautizado como Proyecto Sil, de deuda respaldada principalmente por vivienda terminada situada en Madrid, Galicia y Cataluña, por valor de 300 millones de euros.

Otras carteras que han trascendido son el Proyecto Carlit, de CaixaBank, que contiene préstamos avalados con desarrollos residenciales por valor de casi 800 millones de euros. Banco Sabadell también ha puesto en venta el Proyecto Pirene, deuda principalmente de promotores y valorada en cerca de 500 millones de euros.

Y Bankia también ha lanzado otra operación de venta directamente de inmuebles. Se trata del Proyecto Lane y comprende tres portfolios: uno de ellos está compuesto por algo más de 1.000 viviendas terminadas localizadas en Madrid y en la Costa Mediterránea por valor de 178 millones de euros. El segundo paquete comprende  133 activos comerciales valorados en 84 millones y el tercer portfolio consta de 28 activos industriales valorados en 26 millones.

Por su parte, Cajamar tiene en el mercado el Proyecto Omeya, un paquete valorado en unos 158 millones de euros que incluye viviendas terminadas y suelo urbano.