Información sobre vivienda y economía

Las viviendas acabadas, en mínimos: se terminan 16 veces menos casas que en pleno boom

En 2016 se están acabando menos casas que nunca. Y no hay más que echar un vistazo a las estadísticas que maneja el Ministerio de Fomento.

Entre enero y mayo -último dato disponible- se han terminado de construir en España un total 17.171 casas de manos de promotores privados y Administraciones Públicas, lo que arroja una media diaria de unos  113 inmuebles. 

A pesar de que parece una cifra elevada, lo cierto es que se trata del promedio más bajo en lo que llevamos de siglo. En los cinco primeros meses del pasado ejercicio la media se situó alrededor de 123 unidades diarias, mientras que en 2014 superó las 130 y en 2013, las 190.

Las distancias se amplían aún más si viajamos hasta los años de la burbuja inmobiliaria: en 2007 y 2008 se terminaban más de 1.700 casas cada 24 horas. Un ritmo frenético que supera en unas 16 veces al actual.

De seguir la tendencia del arranque de año, 2016 cerraría con unas 42.000 viviendas terminadas, lo que supondría un nuevo mínimo. Para hacerse una idea de lo lejos que está este nivel del boom basta recordar que ni siquiera sumando el número de casas acabadas entre 2013 y 2016 se alcanza el récord de 269.954 unidades de 2008.

A pesar de que repetir las cifras del momento álgido del ladrillo está completamente descartado, es curioso que este año, con un mercado en pleno proceso de mejoras, esté registrando el nivel más bajo en lo que llevamos de década. Sin embargo, todo tiene una explicación.

“Las viviendas que hoy se terminan son las que se empezaron a construir hace 2-3 años, que fue cuando se concedían menos visados de obra nueva y la venta sobre plano estaba con encefalograma casi plano. Esta estadística solo mide las casas que se acaban, pero no da pistas de cuándo se empezaron a construir”, explica a idealista/news Carlos Smerdou, consejero delegado de Foro Consultores.

El experto recuerda que la actividad constructora está siendo importante en distintas partes de España. “En Madrid por ejemplo hay muchas promociones en zonas como Valdebebas, Usera, Villaverde o Aravaca. Sí que hay movimiento, pero no aparecerá reflejado en estas estadísticas hasta dentro de unos años”, añade.

Si volvemos a las estadísticas de Fomento observamos que justo los años 2013 y 2014 son los registran los números más bajos de permisos para levantar obra nueva: en ninguno de los dos casos la cifra alcanza los 35.000. Pero los visados están repuntando desde entonces. En 2015 se concedieron casi 50.000 autorizaciones, mientras que en los cinco primeros meses de este ejercicio se han concedido más de 28.600 solicitudes tras crecer un 49% interanual y firmar el mejor ritmo desde 2011.