Información sobre vivienda y economía

Barcelona recurre al BEI para cumplir su promesa de 10.000 viviendas sociales

Como lo prometido es deuda, el Ayuntamiento de Barcelona ha recurrido al Banco Europeo de Inversiones (BEI) para poder cumplir su ambiciosa promesa del programa electoral: construir 10.000 viviendas asequibles durante su mandato. A la espera que el BEI le autorice la financiación, Colau se pasaría a ser la mayor promotora de vivienda de Barcelona.

Cuando el partido liderado por Ada Colau, Barcelona en Comú llegó al gobierno municipal, en mayo de 2015, Barcelona disponía de 6.400 viviendas de parque público, un porcentaje de apenas el 1,5% del total de vivienda disponible, algo muy lejos de la media europea, un 15%. El Instituto Municipal de Barcelona, la fusión del actual Patronato de la Vivienda y la empresa Barcelona Gestió Urbanística (Bagursa) se creó para poner en marcha todas las acciones del Plan de Vivienda 2016-2025 desde un único consorcio y su objetivo es levantar unos 800 pisos por año. 

Aun siendo de los pocos ayuntamientos con superávit, su intención era contar con financiación externa y es aquí donde entra el crédito solicitado al Banco Europeo de Inversiones. El pasado 27 de marzo solicitaron a la entidad europea 125 millones de los 1.666 millones de euros que necesitan para su Plan de Vivienda, cuyo periodo se alargará seis años más de su mandato. Si ejecutan el plan tal y como está diseñado, Barcelona dispondrá en 2025 de un 8% de vivienda asequible.

Desde el Ayuntamiento apuntan que este plan ayudará a "combatir la emergencia de vivienda y evitar la expulsión de los vecinos con más presión turística”. El año pasado entregaron 150 pisos sociales y su previsión para los próximos dos años es iniciar 16 promociones, es decir, unas 1.264 viviendas. 

Recibe nuestra selección de noticias en tu mail