Información sobre vivienda y economía

Al futuro de la Operación Chamartín aún le queda “tela que cortar”

El camino para ver las grúas al norte del Paseo de la Castellana va a ser largo pese a que las partes implicadas  -Ayuntamiento de Madrid, Ministerio de Fomento (a través de Adif) y la promotora Distrito Castellana Norte- llevan sentadas en la mesa de negociación desde hace tres meses. Para el presidente de DCN, Antonio Béjar, “aún no tenemos nada acordado y no hemos llegado a cerrar ningún fleco". Pero su voluntad es aprobar un acuerdo entre mayo y junio. 

La voluntad de diálogo es la única novedad para el futuro de la Operación Chamartín, después de un año, 2016, lleno de choques y desavenencias entre las partes, según el presidente de la promotora Distrito Castellana Norte, Antonio Béjar (DCN), formada por BBVA y la constructora San José. 

Pese a que las reuniones entre las partes implicadas llevan en marcha desde hace tres meses, con la llegada de un Gobierno central estable, y la entrada del ministro Íñigo de la Serna en Fomento, el futuro desarrollo al norte del Paseo de la Castellana aún parece lejos de solucionarse.

Así se desprende de las palabras de Béjar tras la presentación del informe 'Efectos sobre la creación de empleo del proyecto de prolongación de la Castellana', elaborado por los profesores de la Universidad Autónoma de Madrid (UAM), Antonio Pulido y Julián Pérez.

Aún así, Béjar espera llegar a un acuerdo lo antes posible para poder iniciar las obras de construcción de viviendas, torres de oficinas, la remodelación de la estación de Chamartín, el soterramiento de las vías férreas y los cambios en las vías del Nudo Norte de Madrid durante cerca de 20 años. “El escenario es aprobar el acuerdo entre mayo y junio”, afirmó el presidente de DCN, y tal y como ya afirmó el concejal de urbanismo del Ayuntamiento de Madrid, José Manuel Calvo.

DCN: 6.000 millones de inversión para crear 214.000 empleos en 20 años

El informe presentado por los profesores de la Universidad Autónoma de Madrid destaca que con los 6.000 millones de euros de inversión, se generarán 214.000 empleos durante los años de edificación y tras su conclusión. De ellos, 120.000 verán la luz durante el desarrollo, mientras que otros 94.000 se crearán una vez terminado.

Los expertos también afirman que se generarán 14.000 millones de euros para el PIB español y supondrá 3.340 millones de ingresos en impuestos a las arcas de las administraciones públicas.

Pese a que el informe presentado habla del proyecto presentado por Distrito Castellana Norte (DCN), un plan ya rechazado por el Ayuntamiento de Madrid, y que incluso el Consistorio presentó su propia Operación Chamartín, Madrid Puerta Norte, los expertos afirman que las cantidades no variaran demasiado respecto a un futuro plan urbanístico.

“Si al final se construyen más edificios de oficinas, o más viviendas, en función del futuro plan, eso supondrá más empleos, lo que ya repercutirá en los contratos labolares y los ingresos para las administraciones públicas”, según el profesor Julián Pérez.

Béjar también afirmó que “las cantidades que se vayan a invertir no serán muy diferentes a las que se han hablado en este informe”.