Información sobre vivienda y economía

Conoce los distritos más conflictivos y pacíficos de Barcelona

En Barcelona residen 1,609 millones de personas, además de visitantes puntuales, turistas y miles de palomas con los que convivir a diario. Los cuerpos policiales de los Mossos de Esquadra y la Guardia Urbana tienen el compromiso de velar por su seguridad y, como extensión, garantizar una buena calidad de vida a los ciudadanos. Tanto el Ayuntamiento de Barcelona como la Generalitat de Catalunya, hacen públicos mensualmente los datos de sus actuaciones policiales en la capital catalana.

A partir de las cifras públicas, la convivencia vecinal se convierte en una de las principales causas de intervención de la Guardia Urbana; las agresiones sexuales registradas por los Mossos no solo ocurren en el centro sino también, y en mayor medida, en Sants-Montjuïc; no hay tanta prostitución en Ciutat Vella como en L’Eixample o las provocaciones sexuales y exhibicionismo, que donde más hubo en lo que va de año fue en Sarrià-Sant Gervasi.

Para los gráficos hemos usado los datos de la Guardia Urbana de Barcelona, a excepción de los datos sobre robos, agresiones o abusos sexuales y asaltos a la vivienda, los cuales han sido facilitados por los Mossos d'Esquadra y están incluidos en el texto.

Les Corts y Horta-Guinardó, los distritos más pacíficos

Les Corts es el distrito con menos población de Barcelona (81.708 habitantes) y también en el que menos incidentes se registran. La convivencia vecinal, aun siendo la que más molestias supone para los vecinos, solo implicó 1.193 incidentes durante 2016, frente a los 7.550 que, por ejemplo, supusieron para L'Eixample.

Le sigue Horta-Guinardó como el barrio menos conflictivo de Barcelona, cuya población dobla la de Les Corts con 167.571 habitantes, y donde sumaronn 5.366 incidentes registrados por la Guardia Urbana el año pasado. Destacan las molestias en la vía pública y los picos más altos registrados por la Guardia Urbana coinciden con la fiesta mayor tanto de Horta (septiembre) como del Guinardó (finales de mayo, principios de junio). 

Ciutat Vella i L'Eixample, los distritos más convulsos

Ciutat Vella, con sus 4,49 km2, es uno de los distritos con menos superficie de Barcelona y condensa más población y más actividad policial. Como centro histórico de la ciudad que es, sus calles nunca duermen. Es el lugar más mestizo y de paso para la mayoría de personas que vienen a Barcelona, lo que le convierte en un lugar idóneo para hurtos y asaltos a la vivienda. En 2017 hubo más de 32.000 robos. ¿La causa? Los turistas son caldo de cultivo para carteristas.

Otro de los incidentes que se registran de manera desproporcionada en estos distritos respecto a otros son los asaltos a la vivienda. Según datos de los Mossos d'Esquadra, durante este 2017 hubo 60 entradas a vivienda ajena en Ciutat Vella y 48 en L'Eixample, lejos de los 2 en Les Corts y 3 en Sarrià-Sant Gervasi (ambos distritos con la mayor renta per cápita de la ciudad) en lo que va de año. Hay que señalar que, según la información facilitada por los Mossos, los hechos relativos a la prostitución sobresalen en L'Eixample (10 casos en 2017) frente a los 4 de Ciutat Vella o los nulos en Gràcia, Horta-Guinardó o Les Corts.

Sant Martí y Sants Montjuïc, los distritos alejados del centro más ajetreados

Observando los totales de incidentes en la ciudad siempre lo encabezarán los distritos más céntricos y poblados. Pero si obviamos del mapa Ciutat Vella, el centro de la ciudad, y L'Eixample, el barrio más poblado (264.487 habitantes), hay dos distritos que destacan por dar más trabajo a la Guardia Urbana y a los Mossos. Estos son, Sants-Montjuïc y Sant Martí.

Según los datos de idealista, Sant Martí es uno de los distritos con el precio medio de la vivienda más alto de Barcelona, tanto en alquiler (18,6 €/m2) como en compra (4.231 €/m2), debido, en parte, a los barrios de el Parc i la Llacuna del Poblenou, El Poblenou y la Vila Olímpica. Con todo, es el tercer distrito de Barcelona donde mayor actividad policial se registra. Más allá de la convivencia vecinal y las molestias en la vía pública, destaca por vandalismo (superando, incluso, a Ciutat Vella en 2016 con 260 incidentes frente a 232 en el centro) y actos contra la propiedad privada) (fue el tercer distrito con el mayor número).

Sants-Montjuïc, por su parte, es también uno de los distritos donde más ataques a la propiedad privada se cometen. En 2016 alcanzó 984 incidentes, según la Guardia Urbana. Los datos que facilitan los Mossos d'Esquadra corroboran esta tendencia donde muestran 224 ocupaciones ilegales en inmuebles, 38 asaltos a viviendas ajenas e incluso el único distrito donde ha habido ataques contra el patrimonio histórico (3). 

Cabe destacar, igualmente, que a partir de los datos de los Mossos, es en Sants-Montjuïc donde más agresiones y abusos sexuales suceden, después de Ciutat Vella. Según el acumulado de 2017 del cuerpo policial, en este distrito se cometieron 52 abusos sexuales, 33 agresiones sexuales y 5 acosos sexuales. De la misma forma, hechos descritos como "exhibicionismo y provocación sexual" sumaron 11 en Sants-Montjuïc en lo que llevamos de año, aunque le supera Sarrià-Sant Gervasi con un total de 12 casos. Respecto a detenciones relativas a la prostitución, Sant Martí es el segundo distrito con más casos, 7 en lo que va de año.

Y, como bonus, el día a día de la Guardia Urbana gestionando los accidentes de la ciudad desde agosto (el mes más tranquilo del año) hasta diciembre:

Ajuntament de Barcelona
Ajuntament de Barcelona