Información sobre vivienda y economía

Así es la urbanización La Finca, la joya de la corona por la que pelean las herederas de su creador

Autores: Gorka Ramos (colaborador de idealista news), @David Marrero

La lujosa urbanización de La Finca en Pozuelo (Madrid), hogar de ricos, famosos y millonarios, vive convulsionada por la detención de Susana García Cereceda, hija del promotor inmobiliario que levantó esta exclusiva zona. La pugna por el control de la empresa familiar (Procisa) y una herencia de 1.000 millones de euros están detrás de años de pugna entre las herederas.

La familia García Cereceda se rompió en 2010 con el fallecimiento del patriarca, Luis García Cereceda, el empresario que levantó La Finca el complejo urbanístico más exclusivo de España y posiblemente de Europa, de la nada. Sus hijas pelean desde entonces por el control de la empresa familiar, Procisa, y una herencia que alcanza los 1.000 millones de euros.

En las últimas horas se ha conocido la detención de Susana García Cereceda, hija mayor del promotor inmobiliario, acusada de revelación de secretos, cohecho y falsedad en documento mercantil, según ha adelantado la revista Vanity Fair, en relación con los papeles que afectan al control de la empresa sobre su hermana Yolanda García Cereceda, declarada incapacitada por un tribunal y bajo la custodia de la Comunidad de Madrid.

Del pinar a la urbanización más exclusiva de Europa

Hace 30 años nadie quería los terrenos que hoy suponen La Finca y hoy la gente se pega por pagar los millones que cuesta vivir allí. Allá por los años 80, los vecinos de Pozuelo de Alarcón acudían a La Finca a pasear y montar en bicicleta. Era un espacio natural privilegiado y mucho más accesible que en la actualidad.

Pero a finales de esa década, el Ayuntamiento de Pozuelo de Alarcón (Madrid) recalificó y vendió 1,2 millones de m2 de este enorme pinar encuadrado entre las zonas de Somosaguas Sur, Prado de Somosaguas y la M-40. Un terreno equivalente a 400 campos de fútbol que acabó en manos del empresario Luis García de Cereceda, bajo la llamada ‘Operación Casablanca’.

El desarrollo de La Finca fue tan rápido como planificado. Bajo la atenta mirada de su fundador, García Cereceda fue uno de los que mejor aprovechó el boom del sector en los setenta y los ochenta, y tras conseguir los permisos de urbanización, su sueño inmobiliario se empezó a hacer realidad en 2003.

De aquellos paseos bicicleta se ha pasado a una urbanización ‘bunkerizada’, cientos de cámaras, sensores de movimiento, una doble valla y rondas de varios coches de seguridad se encargan de que ni si quiera una mirada indiscreta se cuele en la urbanización. Y es que dicen que La Finca es la urbanización más segura y discreta que existe, dos factores –que junto al lujo– han enganchado perfectamente a la élite económica del país.

 

De la mano del arquitecto Joaquín Torres, La Finca empezó a escalar posiciones hasta establecerse como la zona más deseada por los millonarios y famosos con actividad en la capital. Un barrio exclusivo que aumentó la ventaja de Pozuelo de Alarcón como el municipio con el PIB per cápita más alto de España.

Entre sus vecinos han pasado desde deportistas como Cristiano Ronaldo, Iker Casillas, David Villa o Fernando Torres hasta artistas como Paz Vega o Alejandro Sanz. También otras figuras públicas como el juez Baltasar Garzón, el cabecilla de la trama Gürtel, Francisco Correa, o Jesús Sepúlveda, ex alcalde de Pozuelo y marido de Ana Mato. Un vecindario de lo más variopinto.

Lo más barato que se puede encontrar es un chalet adosado de 1,5 millones de euros. Pero uno se puede gastar sin demasiado problema 12 millones de euros en una casa única dentro del complejo urbanístico más exclusivo en la zona de Los Lagos.

En esta exclusiva zona de Los Lagos, los precios van de los 5 a los 17 millones de euros y los chalets tienen entre 4 y 7 habitaciones, hasta 6 baños y jardines de más de 3.000 m2. Pero en La Finca también hay viviendas más asequibles, es posible comprar un adosado por entre 1,5 y 2 millones de euros.

La casa más espectacular es la del creador de La Finca. Como parte de su patrimonio, Luis García Cereceda registró una mansión de 20 millones de euros en pleno corazón del complejo. Con 2.709 m2 construidos y un terreno de casi 14.000 m2.

La joya de la corona tiene 5 habitaciones, 7 baños y una vivienda independiente para el servicio con 2 habitaciones y 2 baños más. Además, cuenta con dos piscinas y nueve plazas de aparcamiento.

Lo que se compra es intimidad y seguridad

Englobadas en propiedades unifamiliares, adosados y parcelas personalizadas, las casas del complejo se han adelantado en precio a las clásicas zonas del lujo madrileño con precios que van de los 1,5 a los 12 millones de euros. La seguridad es tal que la mayoría de las casas no cuenta con alarma.

Tres garitas de seguridad controlan las visitas. También hay decenas de cámaras de vigilancia con infrarrojos y detectores de movimiento a lo largo del doble perímetro de seguridad que rodea la urbanización. Además, el equipo de seguridad privada patrulla las calles en coche 24 horas al día. Para entrar es necesario identificarse en uno de los accesos, y desde allí se llama a la vivienda destino de la visita. Sólo si el inquilino da su consentimiento, la visita puede entrar.

 “No te sientes vigilado”, aseguró un residente de la urbanización a idealista/news, que además apunta que “la seguridad no es invasiva, sino todo lo contrario”. Afirma que el celo de los agentes y la multitud de cámaras no interfieren en su día a día y que la situación es mucho menos compleja que lo que pudiese parecer desde fuera. “Aquí podemos vivir con las puertas de casa abiertas, algo impensable en cualquier otro lugar”, asegura otro vecino.