Información sobre vivienda y economía

Las ejecuciones hipotecarias sobre viviendas se han desplomado un 80% desde máximos

Autor: Redacción

Las ejecuciones hipotecarias sobre viviendas siguen cayendo en picado. Según los datos del Instituto Nacional de Estadística (INE), en el primer trimestre del año se registraron 2.027 procesos sobre viviendas habituales en manos de personas físicas, la segunda cifra más baja de la serie, tras el buen resultado del verano pasado.

El dato actual es un 53% más bajo que el registrado un año antes (en los tres primeros meses de 2017 se llevaron a cabo 4.339 ejecuciones) y hasta un 79% más bajo que el máximo histórico, registrado en el segundo trimestre de 2014 (con casi 9.660).

De hecho, y para hacernos una idea de la caída, basta recordar que en los últimos 12 meses (de abril de 2017 a marzo de 2018) se han producido 8.502 ejecuciones, 1.157 menos que en aquel trimestre récord. Todo un reflejo de que la mejora económica está llegando a las familias y de que las medidas que han puesto en marcha los bancos para intentar evitar que se produzcan desahucios están dando sus frutos. Y es que no podemos olvidar que las ejecuciones hipotecarias son el paso previo antes del desalojo.

Desde que el Ministerio de Economía puso en marcha el bautizado ‘Código de Buenas Prácticas’ en 2012, más de 80.000 familias se han beneficiado de las medidas de protección para los deudores hipotecarios, ya sean reestructuraciones de deuda, daciones en pago o quitas de deuda. También se han suspendido cerca de 30.000 desahucios.

La caída anual de las ejecuciones hipotecarias de viviendas habituales en manos de personas físicas es la más abultada en este trimestre: supera a la registrada por las segundas residencias (-52%) y las fincas rústicas (-9,3%), mientras que en el caso de los solares o las viviendas propiedad de personas jurídicas las ejecuciones incluso repuntan en términos interanuales.

Así, y de todas las ejecuciones hipotecarias que se han producido entre enero y marzo, las de viviendas habituales de personas físicas apenas representan el 14,3% del total, justo la mitad que en el caso de las casas en manos de sociedades.

La mayoría de las hipotecas procede del boom

Otro dato del INE que sirve para explicar el momento actual es que la mayoría de las ejecuciones hipotecarias se ha producido sobre préstamos que se habían constituido en pleno boom inmobiliario. ¿La prueba? Hasta el 55% son sobre hipotecas que se firmaron entre 2005 y 2008, ambos incluidos, siendo 2007 el año más destacado con un 20%.

No obstante, el peso de los años de la burbuja se está reduciendo a medida que pasan los trimestres. En 2014, sin ir más lejos, casi el 62% de los procedimientos procedían de hipotecas contratadas entre 2005 y 2008, porcentaje que se redujo al 59,5% en 2016 y al 57,6% en 2017.