Información sobre vivienda y economía

Ocho consejos prácticos que te ayudarán a preparar tu casa para vivir con un perro

Foto: Green House
Foto: Green House
Autor: Hoja de Router (colaborador de idealista news)

Tener una mascota en casa es algo muy normal. De hecho, alrededor del 40% de los hogares españoles disfrutan de la presencia de un animal de compañía, lo que significa que hay más de 20 millones de ellos repartidos por todo el país. Los hay desde los más convencionales, como perros, gatos o periquitos, hasta los más peculiares y exóticos, como iguanas o arañas.

Los perros son los que tienen el mayor protagonismo, al menos en España, ya que una de cada cuatro familias convive con al menos uno de estos simpáticos animales. Si este es tu caso o te estás planeando entrar en el club de aquellos que tienen uno, hay una serie de actuaciones que puedes poner en marcha para que la convivencia sea más fácil para él y menos problemática para ti. Aquí te explicamos ocho consejos sencillos y prácticos:

1. Un espacio para tu mascota

Foto: Mercado Libre
Foto: Mercado Libre

Una de las primeras decisiones que debes tomar es la de cuál será el lugar en el que tu nuevo amigo pasará más tiempo, es decir, cuál será su zona de la casa. Una vez que lo hayas decidido es importante que el perro sepa que ese es su lugar, en el que tendrá sus juguetes, descansará y pasará la mayor parte del tiempo. Este espacio debe ser seguro y cómodo, sin objetos que puedan hacerle daño. Una forma de hacerlo es dejando en ese lugar los juguetes que vaya a tener y la camita en la que descansará.

2. La ‘vajilla’ de tu mascota

Foto: Cookies Wil
Foto: Cookies Wil

La mejor opción para darle la comida es utilizar comederos y bebederos de acero inoxidable o de metal, con una base pesada. Estos materiales son más adecuados que los de plástico: al ser más blandos y livianos estos últimos, es posible que tu perro juegue con ellos, los muerda y los rompa. Además, si es de una raza de orejas largas, existen unos comederos y bebederos más estrechos, lo que impedirá que las meta dentro cada vez que intente comer o beber.

3. ¡Prohibido el paso!

Foto: Mifauna
Foto: Mifauna

Un perro no debería tener un espacio pequeño para moverse. Sin embargo, es lógico que, al menos en nuestra ausencia, no queramos que entre a determinadas estancias o que, si es el caso, suba o baje por las escaleras. Colocar una pequeña valla, como las que se utilizan para los niños, puede ayudar a mantener a nuestro amigo dentro de los límites que marcamos y evitar que haga de las suyas en determinadas zonas de la casa. Esta estrategia también es útil en el caso de que dispongas de jardín, ya que evitará que estropee tus plantas o que caiga en la piscina.

4. ¡Cuidado con las plantas!

Foto: Regalos21.com
Foto: Regalos21.com

Si quieres que tu perro conviva de forma pacífica con tus plantas, es probable que tengas que tomar algunas medidas. Hay varios motivos para que tu mascota las ataque: aburrimiento, ansiedad, falta de vitaminas… Además, no hay que olvidar que algunas de ellas pueden ser tóxicas para los animales. Por tanto, para protegerlas puedes, por ejemplo, elevar las macetas y situarlas en zonas alejadas, utilizando mesillas o muebles auxiliares, o colgarlas del techo y la pared. También puedes limitar el espacio de acceso con alguna valla o elemento que le impida acercarse demasiado. Un método más natural es rociar las plantas con vinagre o limones, ya que para ellos estos aromas resultan desagradables.

5. Vigila a tu perro… desde la distancia

Foto: Woof Woof Dog Supplies
Foto: Woof Woof Dog Supplies

Quizá no puedas estar con tu perro todo el tiempo que te gustaría para jugar con él o para vigilarlo. Las tecnologías también han avanzado en el ámbito de las mascotas, por lo que disponemos de un amplio catálogo de opciones para saber qué hace el nuestro cuando no estamos en casa. La Petzi Team Cam es una cámara wifi que se controla mediante una aplicación instalada en nuestro móvil. Con ella podrás verlo o incluso hablarle a través de un altavoz. Además, y gracias a un botón virtual, permite darle premios si se porta bien.

6. La hora de comer… y tú sin llegar

Los perros son animales de hábitos, por lo que les gusta tener su comida preparada en hora. Si eso falla, probablemente se estresará, con las consecuencias que ello conlleva. Para aquellos días en los que no llegues a tiempo para prepararle la cena, existen herramientas tecnológicas que te permitirán alimentarlo con tu teléfono inteligente, como los aparatos de Petnet. Una vez haya comido, recibirás una alerta de confirmación en tu teléfono, junto con un informe sobre cuánto comió.

7. ¡A por la pelota!

Foto: iFetch
Foto: iFetch

No es recomendable que un perro esté mucho tiempo encerrado solo en casa. Pero, a veces, no hay alternativa. Para estos casos, existe un juguete con el que divertirse en nuestra ausencia y, al mismo tiempo, hacer algo de ejercicio. Se trata de iFetch, un lanzador de pelotas que se convertirá en su mejor amigo. El dispositivo se activa cuando el animal mete una bola en la canaleta, y seguirá lanzándola mientras se la traiga. Existen modelos adaptados a diferentes tamaños de canes.

8. Teleperro

Foto: Dog Tv
Foto: Dog Tv

Aunque parezca increíble, también disponen de un canal de televisión. Dog TV es uno de estos canales. Su programación está dirigida al público canino, diseñado por expertos en el comportamiento de nuestros amigos. Con ella se puede hacer que se calmen o evitar que se sientan solos. Está disponible durante 24 horas, todos los días. Los programas se basan en vídeos cortos con perros felices, jugando en diferentes situaciones. Así que, cuando no estés en casa, dejar este canal encendido puede ser de ayuda para que tu mascota no te eche de menos. Dog TV está disponible ‘online’ previo registro y se puede transmitir a través de Apple TV, Chromecast, Roku, iOS y Android.

Como vemos, existen muchas formas de hacer que nuestro hogar lo sea también para ellos. Algunos de los consejos demuestran que la tecnología se ha introducido en el mundo de los animales de compañía y nos puede ayudar a darles de comer, a mantenerles entretenidos o a vigilarlos desde el trabajo. Así que ya sabes, si vas a tener un perro, con estas recomendaciones nada evitará que tu amigo se sienta como el rey de la casa.