Información sobre vivienda y economía

Vía Célere entona el ‘abracadabra’: casas que se transforman según la necesidad el cliente

Fuente: Vía Célere
Fuente: Vía Célere

Mueble por aquí, mueble por allá. No, en esta ocasión de la chistera no aparecerá un conejo, sino una casa de 50 m2 con múltiples posibilidades de personalización instantánea. Vía Célere ha presentado su nuevo proyecto Magic House, un concepto de vivienda desarrollado para optimizar los usos del espacio disponible. Un tabique movible o camas y escritorios escondidos hacen de estas viviendas una nueva línea de negocio mediante la que la promotora apostará por seguir desarrollando en un futuro a corto plazo.

Este nuevo tipo de piso, que se implantará en la promoción Célere Las Rosas, ha supuesto una inversión de 1,25 millones de euros a la promotora. Estos pisos (no todos los de la promoción serán Magic House) dispone de un tabique móvil y muebles convertibles multifuncionales desplegables integrados en las paredes, de forma que la casa puede adaptarse al uso que su inquilino quiera darle en cada momento.

Los pisos dispondrán de dos estancias adaptables ya que, mediante un tabique móvil que incluye instalaciones de electricidad y telecomunicaciones, se puede crear una nueva habitación reduciendo el espacio disponible en la sala de estar”, explican desde la compañía.  Además, la integración de los muebles (como una cama de matrimonio, dos literas, una mesa de escritorio y múltiples armarios) en las paredes permiten al usuario tener siempre el espacio deseado en función de sus necesidades.

Las viviendas, que tendrán un precio de 190.000 euros, estarán totalmente equipadas e incluirán, un sofá de tres plazas, una consola de entrada extensible a mesa de comedor con capacidad para diez comensales y diez sillas apilables. De esta forma, una vivienda de 50 m2, que son de los que dispondrán las primeras de este tipo, puede convertirse en una casa de dos dormitorios para 4 personas o en un salón para diez o doce comensales.

Según Miguel Pinto, Director General de Estrategia de la compañía, “este nuevo producto es el resultado de la combinación de nuestra apuesta por la innovación”. Vía Célere destina un 15% de sus costes a ello. “Escuchando al cliente hemos detectado una necesidad y hemos buscado una opción para satisfacerla”.

Vía Célere ha detectado el perfil del cliente objetivo de estas casas. “Es un cliente urbano, que suele ser joven, y su situación es la de familia monoparental o recién divorciado”, aseguran desde la promotora, que añaden a “viudos de mediana edad” también en el retrato robot del cliente tipo.

“Actualmente, estamos en un momento inicial de la comercialización de este producto, pero si es bien acogido por el mercado podríamos introducirlo en nuevas promociones o incluso crear una formada exclusivamente por este tipo de viviendas”, concluye Pinto.

Luz verde para su fusión con Aelca

En paralelo a sus nuevos proyectos, Värde (fondo propietario de Vía Célere) ha recibido luz verde de la Comisión de Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC) para su integración con Aelca.  

Ambas compañías, participadas por Värde, fusionarán sus activos para ser una de las mayores promotoras de España. Vía Célere, presidida por Juan Antonio Gómez-Pintado, acogerá los proyectos y suelos de Aelca para sumar una cartera valorada en 2.203 millones de euros.

La promotora resultante tendrá capacidad para entregar hasta 2.000 viviendas en 2019 y 5.000 unidades en 2021. Buena parte de la cartera de Vía Célere se ubicará en Madrid, donde se concentra el 38% de los proyectos de la compañía.

 

Ver más noticias de: 
Vía célere