Información sobre vivienda y economía

La convivencia con una nueva pareja tras el divorcio extingue el derecho de uso del domicilio familiar

Autor: Redacción

El Pleno de la Sala Primera del Tribunal Supremo ha establecido que la probada convivencia del progenitor que se ha quedado con la custodia de los hijos con otra persona tras el divorcio extingue el derecho de uso que tenía de la vivienda familiar. El Alto Tribunal considera que la llegada a la casa de una tercera persona hace perder su naturaleza de vivienda familiar, al servir ahora en su uso a una familia distinta.

La sentencia recurrida había acordado la extinción del derecho de uso en el momento en que se procediera a la liquidación de la sociedad de gananciales, por considerar que la vivienda había perdido su naturaleza de casa familiar con la llegada de la nueva pareja.

El Supremo ratifica los argumentos y añade que la entrada en la vivienda de un tercero pareja del progenitor que se ha quedado con la custodia de los niños cambia el estatus del domicilio familiar. Además, este hecho también afecta a la pensión compensatoria e incluido el interés de los hijos, porque introduce elementos de valoración distintos de los que se tuvieron en cuenta inicialmente.

El derecho de uso de la vivienda familiar se confiere y se mantiene en tanto que conserve este carácter familiar. El interés de los hijos no puede desvincularse absolutamente del de sus padres, cuando es posible conciliarlos. En el caso, el carácter ganancial del inmueble facilita otras soluciones económicas que permiten precisamente esa conciliación de intereses.