Información sobre vivienda y economía

De cárcel a VPO: la Modelo de Barcelona acogerá 150 viviendas asequibles en 2022

Fuente: Ayuntamiento de Barcelona
Fuente: Ayuntamiento de Barcelona
Autor: Redacción

La cárcel de la Modelo, en Barcelona, transformará sus celdas en vivienda asequible. La semana pasada Ada Colau, alcaldesa de Barcelona, y Janet Sanz, teniente de alcalde de Urbanismo, presentaron finalmente el proyecto que se ejecutará en el antiguo recinto de la cárcel de Barcelona, que se convertirá en 150 viviendas VPO y acogerá siete equipamientos como una escuela, una residencia para gente mayor o un polideportivo.

El proyecto prevé una inversión municipal de 47 millones de euros (además de otros 47 de la Generalitat, que están "comprometidos", asegura el consistorio) y la previsión de gobierno es poder comenzar las obras a finales de 2020 y acabar en 2022.

Según explicaron desde el consistorio “la Modelo es una oportunidad muy valiosa para revertir el déficit de equipamientos de proximidad y vivienda pública que tiene el Eixample”. En los últimos meses, se ha sometido a debate el proyecto para actualizar, de manera participativa, las necesidades que se apuntaron en el Plan Director de 2009.

La propuesta del Ayuntamiento de Barcelona consta de siete equipamientos y vivienda pública. Entre los servicios para el ciudadano que se crearan en el espacio de la Modelo (dos manzanas del Eixample) estarán un instituto de 5.460 m2; una guardería de 1.250 m2; una residencia para la tercera edad, con 4.256 m2; un espacio memorial dedicado a la antigua cárcel, de 3.022 m2; un polideportivo de 2.565 m2 y dos espacios dedicados a los jóvenes y la economía social. Las viviendas públicas se situarán en el eje de calle Nicaragua y Provenza y contarán en total con más de 12.000 m2.

Los muros que rodean la cárcel también serán derribados (aunque se conservará algún fragmento y torre de vigilancia) y la mayor zona verde se ubicará en la esquina entre las calles de Rosselló y Entença. También se mantendrá el edificio de administración, el que toca a la calle de Entença, que se convertirá en la residencia de mayores. En total, el espacio abierto al público será de casi 20.000 m2.