Información sobre vivienda y economía

Mendiluce: "Veo difícil que el mercado institucional manipule los precios cuando sólo controlan un 3% del parque del alquiler"

Eduard Mendiluce, consejero delegado de Anticipa y Aliseda, dependiente del fondo de inversión Blackstone, ha recordado que hay 3,5 millones de casas alquiladas en España y que el mercado institucional pesa sólo un 3% del total. “Veo difícil tener capacidad de manipular los precios cuando somos sólo el 3% del parque. Es un mercado de particulares, pues controlan el 97% de las viviendas en alquiler”, ha señalado durante unas jornadas organizadas por el IESE, Tinsa y Savills Aguirre Newman.

En su opinión, sí que hay un problema de inflación de precios muy concentrado en 2,3, 4 poblaciones en España, pero lo achaca a la falta de oferta “porque no hemos sido capaces de poner en el mercado suelo suficiente, debido a la tardanza en la concesión de las licencias. Y no hay predisposición a planes estratégicos por parte de los ayuntamientos”, ha añadido Mendiluce.

El experto también ha querido destacar que falta vivienda social en alquiler en nuestro país. Del total del parque de inmuebles alquilados, el alquiler social sólo supone un 1,5%, frente al 12% de la media europea. Es más, en España está el ratio más bajo.

Mendiluce ha querido resaltar la labor positiva de la profesionalización del mercado del alquiler. “Nosotros tenemos una plataforma de atención al cliente y que atienden los 365 días al año para resolver problemas de la caldera, de electrodomésticos o de cualquier materia, algo que un particular no puede llegar a hacer.

Mendiluce, al igual que Juan José Bruguera, presidente de Inmobiliaria Colonial Socimi, son algunos de los profesionales que ha mostrado su rechazo a regular en demasía el mercado del alquiler. Durante el último inmonext de Barcelona, organizado por idealista, señaló que la regulación en materia de vivienda debe seguir los patrones del resto de Europa para evitar la inseguridad jurídica. Y dejó claro que limitar el precio del alquiler en algunas ciudades desincentivará a los propietarios a sacar sus pisos al mercado. En su opinión, "crea un marco desincentivador".

"Necesitamos un marco jurídico estable que nos permita operar con tranquilidad y visión de largo plazo, y que no ponga trabas a un mercado que todavía es incipiente en España", recalcó.