Información sobre vivienda y economía

La antigua sede de tráfico en Madrid atrae a los inversores para hacer pisos de lujo

Exterior de la antigua sede de Tráfico en el número 125 de la calle Arturo Soria / Google Maps
Exterior de la antigua sede de Tráfico en el número 125 de la calle Arturo Soria / Google Maps
Autor: Redacción

La antigua sede de Tráfico, situada en el número 125 de la calle Arturo Soria, se convertirá en pisos de lujo. El organismo público, que posee otro inmueble en la misma calle, abandonó hace un año estas instalaciones, que ocupaba en calidad de inquilino. Su propietario, desde enero de 2014, es la socimi Jaba I Inversión Inmobiliaria.

El edificio cuenta con una parcela de 3.700 m2, 9.905 m2 de superficie, cinco plantas y 148 plazas de aparcamiento. Todo ello en una de las zonas residenciales más exclusivas y con mayor precio por m2 de la capital.

La socimi ha decidido ponerlo a la venta tras haber intentado alquilarlo nuevamente por unos 20 euros mensuales por m2. Por su arrendamiento, Jaba ingresaba unos 740.000 euros anuales.

El proceso de venta, a manos de Cushman & Wakefield, ha despertado mucho interés en el mercado y, aunque se encuentra en su fase inicial, ya son varias las firmas que se han mostrado dispuestas a comprarlo. En enero de 2014, la sociedad Jaba II Inversiones Inmobiliarias pagó 19,28 millones de euros, precio que superaría ahora, ya que todas las ofertas (no vinculantes) recibidas se sitúan por encima de ese importe.

Entre las firmas interesadas, destacan promotoras inmobiliarias, gestoras de cooperativas y fondos de inversión. Aunque el uso del inmueble ha sido siempre de oficinas, por su ubicación, la mayoría de los interesados tienen en mente transformarlo en un proyecto residencial.

"El proyecto planteado allí será la rehabilitación completa del inmueble para construir alrededor de 40 viviendas, cuyos precios superarían los 6.000 euros/m2. En la zona, el precio de la escasa obra nueva que hay se sitúa entre los 7.000 y los 10.000 euros/m2", señala el responsable de uno de los oferentes. Se prevé que la venta se cierre antes de verano y se sitúe entre las operaciones más destacadas en el mercado residencial madrileño.