Información sobre vivienda y economía

Ada Colau, optimista con su medida del 30% para VPO: los primeros pisos llegarán en 2021

La alcaldesa de Barcelona Ada Colau sigue optimista con una de sus medidas más polémicas referentes a vivienda.

Ada Colau
Ada Colau
Autor: Redacción

La alcaldesa de Barcelona Ada Colau sigue optimista con una de sus medidas más polémicas referentes a vivienda. Lucia Martin, concejal de Vivienda del consistorio, admitió ayer que los pisos sociales fruto de la imposición a los promotores privados de que hagan un 30% de vivienda asequible tardarán todavía un par de años en llegar. En concreto, 2021, según recoge El País.

Según explican desde el ayuntamiento, “entre el trámite de licencias y los dos años de obras previsibles, las viviendas protegidas comenzarán a estar disponibles en 2021-2022”. “Hemos de entender que la medida propone cambios estructurales, no da resultados en el corto plazo y es necesario tiempo para ver sus frutos. Pero ha venido para quedarse y nos permitirá tener vivienda asequible en lugares céntricos”, afirmó.

La oposición echó en cara a Martín la cantidad de promociones que tiene en marcha pero que todavía no entregue pisos, o que no haya encontrado a un socio privado para crear una empresa mixta que construya y gestione un gran parque metropolitano de vivienda de alquiler asequible.

Desde el consistorio respondieron que hay 4.600 pisos en marcha y que a finales de año habrán entregado 700. Y aseguró que en 2023, a finales del mandato, el ejecutivo estará “bastante cerca de doblar el parque de vivienda asequible”, entre construcción, compra y cesiones.

Otra realidad

El número de proyectos residenciales actualmente en construcción en Barcelona ha disminuido respecto al año pasado, contabilizando hoy en día 198, un 10% menos, según el informe Barcelona desde el cielo, de CBRE. Entre las claves de este descenso está el cambio de normativa.

Según explicó el pasado agosto el mismo ayuntamiento, solo se han recibieron 64 solicitudes de licencias de obras para bloques residenciales con más de 600 m2, los que están obligados a reservar el 30% de vivienda social. Esta cifra es un 72% inferior a la del mismo periodo del año anterior, cuando se solicitaron 234 licencias.