Información sobre vivienda y economía

'Miniperros' para 'minipisos': qué razas se adaptan mejor a los espacios pequeños

Gtres
Gtres
Autor: Redacción

Artículo escrito por José Miguel Doval, Vocal de la Real Sociedad Canina de España (RSCE)

¿Te gustaría tener un perro pero no quieres meterlo en un piso pequeño? Esta es la realidad de miles de españoles, sobre todo jóvenes, que han comenzado su vida lejos del nido familiar y que, debido a los elevados precios de la vivienda, lo único que pueden permitirse es vivir de alquiler en un ‘minipiso’, es decir, una vivienda de entre 20 y 40 m2 en la que apenas hay espacio para dos personas. 

El miedo a que nuestra mascota no tenga espacio suficiente para moverse, a que no esté cómodo o incluso a que cause destrozos en el mobiliario de casa son algunas de las razones que frenan a los amantes de estos animales a integrarlo en sus familias y en sus pequeñas casas, situadas, en su mayoría, en los centros urbanos.

La diseñadora Charlotte Perriand (1903–1999) ya demostró que se puede conseguir que un espacio reducido sea funcional, práctico y habitable, a la par que estiloso para nosotros y lo hizo introduciendo elementos como la ‘chaise longue’, la famosa silla que hace las veces de sillón, pero que ocupa la mitad de espacio. Pues bien, casi un siglo más tarde y con el 40% de los hogares españoles con al menos una mascota, la clave para no renunciar a ellas es elegir una raza que se adapte, por sus características físicas y su carácter, a vivir en un espacio más reducido.

El ‘miniperro’ por excelencia es un perro pequeño, fácil de mantener y de manejar por la familia que lo cuida. Por eso, si estás buscando un perro a ‘la medida’ de tu pequeña casa, y  con menos necesidades “de mantenimiento”, entre las razas más idóneas pueden estar el Chihuaha, el Galgo Italiano, el Bulldog Francés, el Carlino, el Toy Ruso o el Teckel Miniatura de Pelo Corto, que, a su reducido tamaño y buen temperamento, unen un pelaje muy fácil de mantener, reduciendo la necesidad de acudir a la peluquería.

Si te preocupa la limpieza de la casa, un Caniche, del que tenemos cuatro tamaños diferentes, o cualquier raza de Perro de Agua (Español, Irlandés, Francés, Portugués o Americano) pueden ser una muy buena elección pues, aunque alguno de ellos es de mayor tamaño que las razas miniatura, todos tienen una particular característica y es que no mudan el pelo y, por tanto, no lo van dejando por toda la casa.

Pero la variedad de razas de pequeño tamaño que, en principio, se adaptan mejor a un espacio reducido, es muy grande e incluye a casi todos los perros llamados “de compañía” o Toy en el mundo anglosajón, algunos tan populares y llamativos como el Bichón Maltés, Bichón Frisé, el Yorkshire Terrier, el Pomerania o los perros tibetanos como el Lhasa Apso o el Shih Tzu.

Otras razas pequeñas pueden convivir perfectamente con nosotros en un minipiso, pero por su carácter necesitan de mayor dedicación y actividad, por lo que debemos valorar también el tiempo del que disponemos para hacer ejercicio o cualquier actividad con ellos y así garantizar una relación exitosa. Algunos de estos “pequeños deportistas” podrían ser el Schnauzer Miniatura, el Jack Russell, el Westie, el Pinscher Miniatura, el Ratonero Andaluz y el Valenciano, y muchos otros Terrier de talla pequeña.

Vivir en el centro de la ciudad, en estos ‘minipisos’, supone renunciar a varios metros más de casa de los que podríamos disfrutar en zonas más periféricas, pero ello no es incompatible con poder cuidar de la mejor manera de nuestro perro y disfrutar de su compañía y cariño. El único requisito es elegir la raza que mejor se adapte a nuestras condiciones de vida porque, igual que nosotros elegimos cuidadosamente nuestro hogar, ellos se merecen que hagamos lo mismo para asegurar su bienestar.