Información sobre vivienda y economía

Precio, ubicación y tamaño, los principales factores que deciden la compra de una casa

Análisis del mercado de la vivienda elaborado por CGATE

Gtres
Gtres

El Consejo General de la Arquitectura Técnica de España (CGATE) ha elaborado un amplio estudio sobre las decisiones de compra de los españoles. Bajo el nombre ‘Cómo decidimos la compra de una vivienda’, se han analizado las condiciones y la satisfacción con la vivienda actual, junto a los elementos determinantes en la toma de decisión de la compra y los principales obstáculos para su adquisición. Además, se ha tenido en cuenta un apartado sobre el consumo de energía y la sostenibilidad de los hogares.

La situación actual de con la vivienda es que más del 86% de los españoles afirma sentirse satisfechos con la vivienda en la que reside. De hecho, un 58% afirma que lleva residiendo en su vivienda más de 10 años. Un 70% vive en una casa en propiedad, frente al 24% que reside de alquiler.

Los principales factores que hicieron decantarse por su actual casa fueron la ubicación (93%) y la buena iluminación (89%). Mientras los elementos con los que ahora más están en desacuerdo son con la eficiencia energética de su hogar y la superficie útil de la vivienda, por debajo del 70%.

A la hora de pensar en la compra de una nueva vivienda, el precio (86%) y la ubicación (81%) son las prioridades en el momento de la búsqueda. La demanda principal de vivienda se encamina hacia la segunda mano (46%) frente al 26% que prefiere una vivienda de nueva construcción. Para una mayoría de los futuros compradores sería una vivienda de reposición.

Otros elementos que deciden la adquisición de la vivienda son el tamaño (69%), la calidad de los materiales (57%) o la distribución (65%). Por detrás se encuentran el diseño (48%), las zonas comunes (45%) y el gasto en consumo energético (40%).

“Es igual de importante conocer el perfil sociodemográfico y la intencionalidad de compra y/o rehabilitación que tiene el ciudadano. La emancipación de los jóvenes y la accesibilidad a los hogares para las personas mayores son algunos de los principales retos sociales que afectan a la vivienda”, remarcó Alfredo Sanz, presidente del CGATE.

En cuanto al tiempo pensado para adquirir esa vivienda, el 21% tiene intención de hacerlo próximamente, mientras un 13% lo hará en un plazo de 2 años con otro 8% para hacerlo en un plazo medio de tiempo. Por edades, la población menor de 35 años son los que más intención de compra tienen (40%), por delante del tramo 35-45 años (24%) y los mayores de 45 años (11%).

Pero ante todas estas preferencias, los potenciales compradores se encuentras con ciertas dificultades para poder acceder a su vivienda deseada. Dichas barreras se concentran en el precio de venta (90%) y las condiciones financieras (82%). Con un 33% aparece la escasa oferta de viviendas existente como un problema de acceso a un hogar.

¿Hipocresía energética? Preocupación por la eficiencia, pero sin gastar nada

Otro de los aspectos analizados en el estudio fue la sostenibilidad energética y los conocimientos del estado de conservación de los edificios. Como comentábamos antes, la eficiencia energética es uno de los elementos con los que más insatisfechos están los españoles con su actual vivienda. Sin embargo, casi el 70% afirma que no invertiría en la optimización de su consumo para reducir la factura energética. Otro 60% tampoco estaría dispuestos a realizar una inversión en su vivienda actual para mantener y mejorar las condiciones del edificio.

En cuanto al conocimiento de los elementos que definen la eficiencias y sostenibilidad de la vivienda, apenas un 51% afirma conocer el Certificado de Eficiencia Energética, necesario para las operaciones de compraventa y alquiler de viviendas.

Por la parte de la conservación del edificio, casi un 57% conoce la Inspección Técnica del Edificio (ITE), y un 65% reconoce el Informe de Evaluación del Edificio (IEE), obligatorio para inmuebles con una antigüedad de más de 50 años.

Queremos ciudades más limpias, pero no queremos gastarnos un euro. Estos datos demuestran que es necesario impulsar más campañas de concienciación y estimular la rehabilitación de las viviendas y edificios a través de medidas fiscales, recuperando, por ejemplo, las deducciones en el IRPF por obras de reforma”, concreta el presidente del CGATE.