Información sobre vivienda y economía

Las grandes promotoras detienen 170 promociones de viviendas por el covid-19

Imagen de una casa en construcción.  / Gtres
Imagen de una casa en construcción. / Gtres

Entre Aedas, Neinor, Metrovacesa e Inmoglaciar suman 170 promociones paradas hasta el próximo 9 de abril. Asprima calcula que en total son 157.000 viviendas en construcción las que sufrirán este parón en la actividad promotora. Las grandes compañías temen la quiebra de algunas empresas subcontratadas por las constructoras y no terminan de entender la propuesta del Gobierno para recuperar los días de trabajo perdidos.

La crisis del coronavirus ha terminado por afectar al sector de la construcción y la promoción de viviendas. Hasta ahora, esta actividad había salvado las restricciones de movilidad impuestos por el Ejecutivo de Pedro Sánchez, pero las nuevas medidas anunciadas por el presiente del Gobierno han producido un parón en todas las obras del territorio español. Las grandes promotoras del sector residencial no habían detenido sus trabajos durante los primeros quince días de confinamiento, aunque sí habían extremado las precauciones para evitar contagios. Ahora, todas ellas buscan soluciones para minimizar el impacto en los plazos de entrega y vigilan muy cerca a las empresas subcontratadas en las obras porque algunas podrían caer en concurso de acreedores.

Aedas es la compañía que más promociones tendrá que detener. Los de David Martínez, CEO de la promotora, verán como 70 de sus promociones se ven afectadas por esta situación, según confirman desde la empresa a idealista/news. Esto se traduce en 4.198 viviendas en construcción, según los últimos resultados presentados por Aedas. Todas estas unidades están repartidas por las cinco direcciones territoriales en las que operan (Centro – Madrid y Valladolid-, Costa del Sol -Málaga-, Cataluña -Barcelona y Tarragona, Baleares –Mallorca-, Levante -Valencia y Alicante, y Andalucía -Sevilla-).

Promotoras afectadas por el paro de la construcción provocado por el covid-19.
Promotoras afectadas por el paro de la construcción provocado por el covid-19.

“Nuestra prioridad ahora mismo es parar en seco todas las obras y asegurarnos de que lo hacemos con total seguridad. Aún es muy pronto para valorar el impacto de estas dos semanas de retrasos en las obras. Lo haremos más adelante”, afirman desde la compañía. Además, puntualizan que la promotora sigue con su actividad telemática gracias al teletrabajo de 200 empleados que ya desarrollan su actividad laboral en sus hogares desde hace varias semanas.

Neinor, la otra gran promotora cotizada, frenará la producción de 50 promociones, según confirma la compañía a idealista/news. Es la segunda más afectada en cuanto a número de promociones y la que más con respecto al total de viviendas -5.000 unidades en el dique seco durante dos semanas-. Al igual que su gran competidor en el mercado considera que todavía es pronto para hacer valoraciones, pero sí aclara que “en el contexto actual la empresa continuará haciendo el máximo esfuerzo para mitigar el impacto de esta situación, aplicando las máximas medidas de seguridad, y con el único objetivo de que los consecuencias económicas y sociales de esta crisis sean los menores posibles”.

El impacto será menor para Metrovacesa. En este caso, los de Jorge Pérez de Leza, CEO de la compañía, ya han detenido 44 promociones que significan 3.409 viviendas en producción repartidas por varios puntos del territorio nacional. Por su parte, Vía Célere -la promotora con la mayor bolsa de suelo para levantar viviendas- ha declinado facilitar este dato, pero sí ha querido aclarar su compromiso con los compradores de sus unidades.

“La compañía va a hacer todo lo posible para que no se produzcan alteraciones en la entrega de las promociones previstas para este año”, afirman desde Vía Célere a idealista/news. “Aún es pronto para analizar las consecuencias de esta situación, aunque esperamos que tengan el menor impacto posible, puesto que hemos mantenido unos niveles de reservas y preventas muy positivos desde el comienzo del año”, aclaran desde la compañía.

Por su parte, Habitat tiene 20 promociones, que equivalen a un total de 1786 viviendas en fase de construcción. Actualmente están paradas como consecuencia del Decreto aprobado por el Gobierno.

“Desde Habitat Inmobiliaria, al igual que el resto de los actores del sector, adoptaremos las medidas necesarias que requieran las autoridades para frenar el avance de la epidemia. La paralización de estos días evidentemente afecta al sector, pero creemos que su duración y prolongación en el tiempo será clave en la posible repercusión en la economía española”, afirman desde la compañía.

En un escalón por debajo de las cuatro grandes promotoras se encuentran otras compañías de tamaño medio como Inmoglaciar. La empresa cuenta con 16 promociones en construcción que suponen un total de 924 unidades en producción. Tampoco quieren hacer valoraciones porque creen que es muy pronto y esperan acontecimientos en una situación -la del coronavirus- que cambiar cada día.

Asprima, asociación que defiende los intereses de los promotores, ha calculado que el parón en la construcción dejará en ‘standby’ un total de 157.000 viviendas nuevas repartidas por la geografía española. “La paralización del sector promotor/constructor afectará a nivel nacional, pero considero que las zonas más afectadas por este parón son aquellas que cuentan con mayor actividad de promoción y construcción de viviendas, destacando Madrid y Barcelona, así como las principales ciudades de áreas de la costa peninsular y las Islas Canarias y Baleares”, afirman a idealista/news Daniel Cuervo, secretario general de APCEspaña y director general de Asprima.

Con respecto al resto de cifras (retraso en la entrega de viviendas, impacto económico…), la asociación explica que aún es pronto para saberlo, ya que va a depender de lo que se prolongue el estado de alarma sanitaria-y como consecuencia la parálisis económica-, de lo que esta afecte al empleo y de la política económica que las administraciones lleven a cabo para intentar lograr una salida en V de la situación en la que os encontramos.

Aunque tanto las promotoras como Asprima no quieren pronunciarse de manera oficial, la gran mayoría de ellas hablan de una preocupación por las empresas de construcción subcontratadas en las obras. En este sentido se mantienen atentas por si alguna de ellas entra en concurso de acreedores por la situación extrema en la que se encuentran algunas de ellas.