Información sobre vivienda y economía

El precio de la vivienda de lujo se desploma en la Costa del Sol y resiste en Barcelona

Propiedad a la venta en la Costa del Sol comercializada por Barnes / Barnes
Propiedad a la venta en la Costa del Sol comercializada por Barnes / Barnes
Autor: Redacción

El coronavirus también ha afectado a la vivienda de lujo que registra descensos en los precios de hasta el 20% en la Costa del Sol y del 5% en Barcelona, según un informe de la agencia inmobiliaria Barnes. La nueva normalidad, la apertura de las fronteras españolas y la llegada de extranjeros dinamizarán el mercado inmobiliario de lujo de la Costa del Sol, según las previsiones de la compañía.

Barnes explica que los descensos irán en función de las necesidades de liquidez de los propietarios, razón por la que en el segmento de viviendas de superlujo, con precios a partir de cinco millones de euros, no se espera que se produzcan variaciones. El precio medio en el mercado de lujo de la Costa del Sol es de 7.000 euros el m2, en un contexto especialmente favorable para los compradores en los próximos meses.

El comportamiento de la demanda internacional en las próximas semanas será de suma importancia, pues el 90% de la demanda del mercado de lujo de la región es extranjera, principalmente de Reino Unido, Francia, Alemania, Bélgica, Italia, Suiza, Rusia y los países escandinavos. Y es que, con más de 300 días de sol al año, la Costa del Sol superó los 13 millones de turistas en 2019, el 40% del total del turismo recibido en Andalucía, lo que supuso un impacto económico de más de 14.000 millones de euros para la provincia de Málaga.

“El comprador internacional volverá de nuevo a esta parte de España gracias a su atractivo cultural, deportivo y social. Esperamos con impaciencia la reapertura del aeropuerto de Málaga porque sin vuelos no hay clientes. Con la llegada de los meses de verano la actividad se reactivará con fuerza y los precios se irán recuperando de manera paulatina. Además, en cuanto al aspecto de la crisis sanitaria, la reputación de España y principalmente de la Costa del Sol no se verá afectada, debido a la excelente gestión de crisis de Andalucía, región con menos casos confirmados por cada 100.000 habitantes”, afirman Jeremy Lauwers y Marie-Laurence Van de Berg, socios directores de la oficina de Barnes en Marbella.

Por su parte, Barcelona y su portfolio de viviendas de lujo resisten mejor el envite del coronavirus. En estos momentos, el mercado de alta gama de la capital catalana aguanta la crisis y ha registrado un ajuste del 5% en el precio de aquellas propiedades con menos demanda, una bajada que puede llegar al 25% en distritos como Ciutat Vella.

En este contexto, el ajuste en el precio de cierre no coincide con las ofertas a la baja de clientes oportunistas, que en estos momentos esperan descuentos de hasta el 30% para propiedades de 500.000 euros a los 2,5 millones, lo que alarga el proceso de negociación. En el mercado de segundas residencias como el de la Costa Brava las bajadas llegan al 20%.
Si bien la demanda nacional seguirá siendo protagonista, la apertura de las fronteras europeas permitirá la llegada de los compradores extranjeros habituales de la Ciudad Condal: franceses, británicos, belgas, alemanes, italianos y escandinavos.

Este factor será clave para la reactivación de las operaciones inmobiliarias en Barcelona y Costa Brava, pues son dos mercados en los que la demanda internacional tiene mucho peso, especialmente en la adquisición de los activos de gama más alta, así como en el mercado de alquiler vacacional.

“Se notará un aumento en la compra de propiedades con exteriores para tener un espacio de residencia lo más agradable posible, pues la gente sabe que un nuevo confinamiento puede ser posible en el futuro”. La experta añade que “los distritos más afectados serán Ciutat Vella y Diagonal Mar, mientras habrá zonas que mantendrán el interés de la demanda como Pedralbes, Turó Park-Sarrià, Eixample, Esplugues, Castelldefels o Gavà, localidades del área metropolitana que recibirán mayor interés en el futuro por la consolidación del teletrabajo”.

En este sentido, en Barcelona existe una demanda estable que solicita características cada vez más concretas en lo que respecta a ubicación, superficie y estacionamiento. Además, se ha registrado un auge del 40% en el interés por propiedades con elementos exteriores como terraza o jardín. Mientras, algunos inversores inmobiliarios esperan a septiembre para analizar el impacto económico real de la crisis y tener más información sobre la eventual aparición de rebrotes del virus en otoño. No obstante, prefieren invertir en el real estate de lujo como valor refugio por su mejor rendimiento respecto a los activos bursátiles o el bono.

Engel & Völkers confía en el potencial de la Costa del Sol

La consultora también ha emitido un informe precios poscovid-19 y reafirma su confianza en la Costa del Sol y más en concreto en Marbella. "Uno de los mercados donde se detecta una elevada concentración de la demanda es el de la Costa del Sol, donde ha predominado la estabilidad de precios, con la excepción de casos puntuales donde el propietario quería acelerar la venta", afirman desde la compañía. Mientras en el este y el oeste de Marbella, el coste medio se mantiene en 3.900 euros/m2, en urbanizaciones como Nueva Andalucía se sitúa en 4.200 euros/m2 para pasar al entorno de los 5.800 euros/m2 en la Milla de Oro, según datos de la consultora.

La nacionalidad de los clientes de Engel & Völkers en la principal plaza de la zona: Marbella, han sido tradicionalmente extranjeros de alto poder adquisitivo. No obstante, tras la pandemia, los clientes han pasado de repartirse entre el 75% de internacionales y 25% nacionales a equipararse en un 50% aproximadamente cada uno, con una elevada demanda de residentes del norte de España.

La tipología de vivienda preferida apenas ha sufrido variaciones. El cliente local se decanta por propiedades más grandes, con espacios exteriores privados e incluso aquellos que tienen apartamentos y áticos están ahora buscando villas para comprar. También se observa un incremento de la demanda de alquiler vacacional. Por su parte, el cliente internacional apunta una clara preferencia a residir en Marbella si tuviera lugar otra situación de confinamiento, según la radiografía de Engel &Völkers. Cabe destacar una de las operaciones cerradas en abril, en pleno confinamiento, en las que tanto comprador como vendedor eran extranjeros y no hubo problema alguno a través de los poderes otorgados a sus respectivos abogados. El precio de venta de la propiedad ascendió a dos millones de euros, trasladan de la consultora. 

En Málaga se observa un aumento en la demanda de los clientes, tanto nacionales como internacionales de alto poder adquisitivo, por la compra de una vivienda unifamiliar, con jardín y piscina a precios en torno a los 3.250 euros/m2. Los precios apenas han experimentado cambios si bien se han detectado ligeros descensos en las zonas más exclusivas de la ciudad como el centro histórico y el este. El porcentaje de compradores extranjeros se mantiene en el 65% frente a un 35% de nacionales.