Información sobre vivienda y economía

Núñez i Navarro invierte 14 millones en una promoción de 20 pisos de lujo en alquiler en Paseo de Gracia

Núñez i Navarro rentabiliza antiguas inversiones

Nuñez i Navarro
Nuñez i Navarro

Núñez i Navarro rentabiliza antiguas inversiones. El grupo ha iniciado la comercialización de uno de los edificios que adquirió en Barcelona antes de la crisis para convertirlo en residencial. El activo está ubicado en el número 125 de Paseo de Gracia, una de las zonas de la capital catalana más prime para el negocio residencial, y ha invertido 14 millones de euros en la rehabilitación de dos edificios para crear 20 pisos de lujo en alquiler, tal y como han explicado fuentes del grupo a idealista/news.

El grupo, fundado hace ya más de 65 años, acaba de iniciar la comercialización del edificio, que se ha visto retrasada por la crisis sanitaria del covid-19. El edificio, que antes contaba con oficinas en su interior, estará compuesto por una veintena de apartamentos de entre una y tres habitaciones que irán de 60 m2 a 140 m2.

Este tipo de viviendas, que tendrán precio de salida de 1.800 euros al mes hasta 4.500 euros al mes, estarán enfocadas en su mayoría a cliente internacional y serán de alquiler. Además, la compañía ha puesto en el mercado un local comercial de casi 500 m2, que tendrá un precio de 20.900 euros al mes.

Nuñez i Navarro adquirió este edificio en el proceso de la compra de un lote de activos a finales de los noventa. La compañía compró a la aseguradora Eagle Star una cartera de cuatro edificios en Barcelona por 26,6 millones de euros. En este lote se encontraban tres edificios en Paseo de Gracia, en los números 125, 127 y 129, así como el número 641 de la Gran Vía de les Corts Catalanes.

Entre todos, Núñez i Navarro sumó 19.280 m3 a su gestión, que en un futuro ha ido convirtiendo en nuevas promociones inmobiliarias tras su rehabilitación, además de otro tipo de activos como oficinas, un área de negocio que el grupo también ha ido desarrollando en los últimos ejercicios.

Diseño, a cargo de Luzio

Para el proyecto, el grupo ha contado con la participación del equipo de interioristas de Luzio, encargados de reinterpretar uno de los pisos como showroom de la promoción.

El edificio data de 1901 y fue construido por el arquitecto y profesor en la Escuela de Arquitectura de Barcelona, Leandre Serrallach i Mas. Sus dos fachadas, la principal de Passeig de Gràcia y la posterior de Riera de Sant Miquel, forman parte del conjunto original y están protegidas por el Departamento de Patrimonio Arquitectónico, Histórico y Artístico del Ayuntamiento de Barcelona. Se ha llevado a cabo una rehabilitación minuciosa que ha permitido la recuperación del esplendor original del edificio.

La composición recreada por Luzio se alinea con algunas de las tendencias que ellos mismos promueven y expanden, como el upcycle y el recycle, que también encontramos presentes en el showroom: “Desde el inicio teníamos muy claro que nuestra apuesta sería la elección de piezas recuperadas y reinterpretadas que respirasen la misma esencia que el edificio: ofrecer una segunda vida a algo que ya existía aportándole mayor valor”.

“Hemos escogido materiales muy naturales, como la madera o el hierro; texturas sin tratamientos agresivos, como la piel o el lino y le hemos sumado la gama de colores naturales propia de los elementos. También hemos aportado un toque de sofisticación con el uso del dorado, el oro viejo. La idea era recrear un lugar ecléctico que permitiera la combinación precisa de diseño y tradición”, explican desde el estudio.