Información sobre vivienda y economía

El 35% de las casas en Canarias generarán su propia energía en 2030

Imbue Design
Imbue Design
Autor: Redacción

El sistema eléctrico de Canarias prevé que el 35% de las familias dispongan de autoconsumo en sus casas y hasta el 70% de los edificios públicos, según informa Invertia.

"REE es clave en Canarias como operador de transporte de la electricidad", ha afirmado Beatriz Corredor, presidenta de Red Eléctrica de España durante el Foro Económico 'Canarias tras la Covid-19', que se ha celebrado entre el 17 y el 18 de mayo y que han organizado El Español, Invertia y Diario de Avisos.

"Somos la columna vertebral y nuestro compromiso es profundo con el territorio canario porque por sus condiciones extrapeninsulares, ya que no puede conectarse con un cable con la península", ha añadido.

Pero ¿cómo funciona una casa autosuficiente? El último estudio de mercado del sector de la domótica elaborado por la Asociación Española de Domótica (CEDOM), que recoge datos de 2019, confirma que la principal demanda de este tipo de sistemas se sigue produciendo en el sector residencial.

En cifras, el volumen de facturación estimado por los fabricantes fue de 91 millones de euros, un 15% más que en 2018, y las funciones más demandadas, aquellas relacionadas con la gestión de la energía (control de la climatización, la ventilación, la iluminación, monitorización de consumos) y el confort.

Desde hace años las Administraciones Públicas tratan de estimular y promocionar el uso de estas nuevas tecnologías domóticas en las viviendas y edificios, fomentando el ahorro y la eficiencia energética. Un ejemplo de ello es la convocatoria de los Premios a la mejor instalación domótica e inmótica de la Comunidad de Madrid, que en su última edición ha recaído en la empresa Domoviri por la integración tecnológica en una vivienda de 1.200 m2, distribuidos en tres plantas, situada en la urbanización La Moraleja en Madrid.

La vivienda ha sido concebida para funcionar de manera completamente autónoma. Para ello, la automatización y el control sobre la misma se consigue gracias a cinco cuadros domóticos que controlan más de 250 dispositivos: desde una sala de producción de geotermia, pasando por la climatización en 30 estancias independientes mediante suelo radiante/refrescante, hasta el calentamiento de la piscina y el jacuzzi.

Entre otros dispositivos, se han instalado nada menos que 108 sensores de presencia y luminosidad en toda la casa, de manera que las luces se encienden y regulan de forma automática si detectan presencia y si el nivel de luminosidad así lo requiere. “En caso de no detectar presencia o de contar la estancia con un aporte de luz exterior suficiente, las luces se apagan, contribuyendo así a un consumo más eficiente”, explica Alejandro Rivera, director técnico de Domoviri.

El control de la instalación se realiza a través de una serie de pantallas táctiles con conexión a Internet que permiten al usuario acceder y visualizar la información de las distintas estancias desde las mismas pantallas o desde su teléfono móvil o tablet, y desde cualquier lugar. Puede, por ejemplo, realizar el control de persianas y estores, así como el de las puertas y ventanas motorizadas y su estado de apertura o cierre.

Además de las distintas pantallas táctiles, todas las estancias cuentan con un termostato multifunción, que responde al tacto, y una serie de pulsadores que permiten al usuario controlar ciertas funciones y tener toda la información de la estancia (temperatura, estado del suelo radiante/refrescante, hora...).

“Ya sea desde las pantallas táctiles, los pulsadores, o desde un teléfono móvil o tablet, el usuario puede generar y ejecutar una serie de escenas, de manera que, presionando un solo botón, los parámetros domóticos seleccionados operarán de manera simultánea”, explica Rivera. Y pone un ejemplo: el usuario puede definir una escena de salida de manera que, al abandonar la vivienda, se cierran todas las persianas, manda al sistema de climatización se ponga en modo Eco, activa la alarma, apaga zonas de audio, cierra ventanas motorizadas, etc.

Este capricho tecnológico destaca además por el control que tiene sobre el ascensor de la vivienda, la pérgola bioclimática o el el sistema de riego del jardín, sin descuidar las alarmas para la gestión y control de inundaciones e incendios y las propias de seguridad.