Información sobre vivienda y economía

Aumenta el número de mexicanos que compra vivienda de lujo en Madrid

Los mexicanos, cada vez más interesados en comprar vivienda de lujo en Madrid

Madrid capital / Gtres
Madrid capital / Gtres

Históricamente el cliente latinoamericano ha tenido un protagonismo importante en la ciudad de Madrid. Y en la actualidad, para muchas inmobiliarias el comprador mexicano es el principal inversor extranjero tanto en vivienda de lujo, como en hoteles, oficinas, etc. Las inmobiliarias consultadas por idealista/news destacan que es un cliente sumamente profesional y con las ideas muy claras: busca calidad y grandes espacios en las viviendas.

Dentro de España el mexicano pone claramente el foco en la ciudad de Madrid y, en concreto, en los barrios de Chamberí y Salamanca, donde busca viviendas en edificios representativos. Jesús Gil Marín, consejero delegado de Gilmar, asegura que un ejemplo claro de la apuesta por estas zonas es la presencia de la Casa de México, en Chamberí, como referente de la cultura y la gastronomía, con eventos periódicos… y mucho éxito entre los habitantes de la capital.

Bruno Cotta, director de Engel & Völkers Madrid Norte, mantiene esta misma opinión y añade que el cliente mexicano no sólo compra vivienda de lujo, sino también alquila este tipo de productos. Muchos de los mexicanos que compran un piso de lujo, lo alquilan posteriormente, sin olvidar que -con inversiones de 500.000 euros o más- pueden obtener la Golden Visa, lo que les permite viajar sin restricciones por todo el espacio Schengen.

Para Gilmar el cliente mexicano ya supone el 50% del total de operaciones realizadas con clientes extranjeros. En el caso de Lucas Fox, suponen un poco más, el 60%. Desde el Consejo General de Apis de España señalan que los mexicanos representan el 10% de las ventas a ciudadanos extranjeros.

Por qué cada vez hay más compradores mexicanos y latinoamericanos en España

Desde el Consejo General de COAPI de España señalan que en los últimos meses ha existido un repunte de ciudadanos provenientes de México, lo cual hace que estos, estén más visibles en estos momentos. Además, añaden que el mercado residencial en España está experimentando una nueva oleada de fortunas latinoamericanas, encabezada por los mexicanos. “Es muy probable que se dé el mismo fenómeno que hace siete u ocho años, cuando las fortunas venezolanas colonizaron la Milla de Oro madrileña, solo que esta vez liderado por el comprador mexicano”, señalan.

“El idioma, las costumbres, la idiosincrasia y lo mucho que compartimos, hacen que Madrid y España sea un destino que consideramos bastante lógico y que les permite mantener sus ahorros en activos de forma segura y estable”, comentan desde el COAPI de España.

Desde Lucas Fox señalan que también han notado un aumento de demanda de información sobre viviendas de lujo de entre 150 m2 y 200 m2 en fincas clásicas representativas y con portero.

En cuanto a la vivienda que demanda el mexicano es la de alto standing con dos o más dormitorios en suite, salón comedor, cocina abierta y con un precio superior a 1,5 millones de euros.

Eduardo Crisenti, socio director de Barnes Madrid, sostiene que los mexicanos tienen predilección por las viviendas ubicadas en edificios clásicos y en zonas prestigiosas con un componente histórico que les suele llevar a interesarse por las fincas o "edificios palaciegos con algún tipo de historia que aporte un prestigio añadido a la propiedad". 

Perfil del mexicano que quiere vivir en España

 Se trata de familias afincas en México o en EEUU que quieren pasar temporadas en Madrid, con profesiones de directivos y propietarios de grandes corporaciones. Jesús Gil, de Gilmar, señala que suelen ser empresarios con un alto poder adquisitivo, sin problemas de movilidad (acostumbrados a viajar a Europa) y con familia; es decir, que la vivienda que buscan no responde a un modelo de piso pequeño.

Por último, el Consejo General de COAPI España, detalla que hay tres tipos de inversiones inmobiliarias en España:

1. Rentabilidad alta, que permite duplicar el patrimonio en un tiempo breve, estimado en cuatro años.

2. Rentabilidad media: Menos inmediato; menos riesgos. Facilita acceder a una rentabilidad del 8% por cada año, en un plazo de 24 meses.

3. Rentabilidad baja: Siendo la modalidad más segura, es la favorita entre los inversores con grandes patrimonios, quienes prefieren generar menos dinero, pero con menos riesgos.