Información sobre vivienda y economía

Siete formas de separar ambientes en casa sin perder espacio

Muretes de pladur, estanterías y cristaleras son algunas de las alternativas fáciles y económicas

Pixabay
Pixabay
Autor: @Lucía Martín (colaborador de idealista news)

En los pisos pequeños hay que ser imaginativo, a veces mucho, para sacar espacio de donde no lo hay. Es cierto que cada vez hay más soluciones de mobiliario versátiles y que te solucionan la vida pero, ¿qué hacer cuando necesitas crear privacidad entre habitaciones pero no hay m2 de dónde sacarla? Te proponemos unas soluciones fáciles y económicas:

  1. Murete de pladur: Si bien hay quien dice que la mesa del comedor tenderá a desaparecer porque cada vez comemos menos en este espacio, lo cierto es que quizás necesites separar sala de estar y comedor. Una solución está en un murete de Pladur, ese material que nos soluciona la vida, que puedes hacer de separación entre ambientes: bastará con que tenga un metro de altura, no necesitas más. Puedes probar con estas medidas: 120 x 100 x 15 cm. Te saldrá por menos de 200 euros. Si su fondo es de 15-20 centímetros te servirá como estante. Para un plan más elaborado, puedes instalar una estufa en dicho murete y tendrás un espacio acogedor en invierno: las chimeneas de bioetanol no necesitan tiro y no contaminan. Encastrarla te saldrá por unos 200 euros.
  2. Correderas de lamas que dejan pasar la luz: las correderas también son una buena solución para separar ambientes. Por ejemplo, puedes elegir correderas de lamas de madera paralelas, montadas en un marco. Las hay que se venden listas para colgar en un carril. Fácil y pintón.
  3. Tabique fino: si hay poco espacio no se trata de hacer un tabique que robe los pocos metros de los que disponen. Sin embargo, un tabique fino que no llega al techo (así se consigue impresión de más ligereza) es una estupenda solución para separar ambientes porque permite pasar la claridad. Además, es más barato y fácil de instalar que un tabique hasta el techo.
  4. Estanterías que separan: Las estanterías de poco fondo sirven también para separar ambientes. Con una sola solución consigues dos objetivos: separar y además, tienes lugar para guardar y almacenar. La parte posterior, que por supuesto queda a la vista, puedes forrarla con papel pintado TNT (vinílico grueso).
  5. Sofás que dividen: si el salón es espacioso puedes utilizar el sofá para separar ambientes. Como su parte posterior no suele ser muy decorativa que digamos, puedes pegarle una consola con cajones y así te servirá de escritorio. De esta forma tapará la trasera del sofá.
  6. Cocina abierta: si quieres poner una pequeña separación entre la cocina y el comedor, en caso de que tengas cocina abierta, basta con poner una barra. Te servirá de separación y además de mesa para desayuno, comida… Te recomendamos una altura de 90 cm y un ancho de unos 70 cm.
  7. Cristaleras. Son fáciles de poner, son muy finas y también ayudan a separar ambientes, por ejemplo, si la entrada de tu casa da directamente al salón y quieres crear una pequeña entrada separada del salón. También las tienes en metal lacado.