Información sobre vivienda y economía

Consejos prácticos al comprar una casa para reformar y evitar que los costes se disparen

Las complicaciones urbanísticas y el poco conocimiento sobre el mundo de las reformas son algunos de los problemas más habituales

Gtres
Gtres
Autor: Redacción

En los últimos meses, con la pandemia como telón de fondo, están creciendo con fuerza las compras de viviendas para reformar y, las mejoras en casas ya habitadas. Y con ellas, los problemas económicos que pueden surgir en unas obras.

Como recuerda Lucía Bravo, directora de Elebé Arquitectura, la crisis sanitaria "ha provocado un cambio radical en la forma que vemos las viviendas, otorgando protagonismo a los espacios y a disponer de zonas dentro de la casa para practicar deporte, ocio y aficiones. Otro fenómeno que surge como respuesta a esta pandemia es la búsqueda de casas en entornos más rurales para rehabilitar. Casas alejadas de las grandes ciudades con amplio terreno y con espacios mucho más grandes".

Este aumento del interés por reformar inmuebles también ha impulsado los costes impresvistos que pueden aparecer durante unos trabajos de reforma y que son consecuencia, entre otros motivos, de problemas de tipo urbanístico, como comprar una vivienda que no está legalizada o que tiene un uso distinto (local comercial, oficina...) o por la falta de información con la que llegan los propietarios.

"Recibimos llamadas de muchos particulares que creen que la reforma de la casa que se acaban de comprar es muy sencilla y que es poca cosa. Sin embargo, la mayoría no suele tener en cuenta todo el trabajo que hay que hacer para renovar las instalaciones, que no se ven, pero que incrementan mucho el precio", afirma Bravo.

Por eso conviene analizar bien los trabajos a realizar antes de formalizar la compra. Según la directora del estudio de arquitectura, conviene que un arquitecto profesional estudie y analice técnicamente las posibilidades reales de la reforma para evitar una situación que se ha convertido en habitual en los últimos meses: propietarios que, con la vivienda ya comprada, intentan buscar soluciones a problemas con los que no contaban a la hora de comenzar su reforma.

Con el fin de que las obras lleguen a buen puerto y con el menor coste posible, el estudio ha resumido cuatro consejos básicos para quienes estén pensando en comprar una casa para reformar:

1. Ojo con los inmuebles muy rebajados

El primer consejo es que, aunque las negociaciones de precio con el propietario son lógicas, conviene extremar la precaución si consigues un precio muy por debajo del que la vivienda debería tener y desconoces la razón del descuento. "Puede que esa casa tenga algún problema urbanístico o constructivo del que no te están informando", recalca Bravo.

2. Buscar una vivienda sin reformas previas

El estudio de arquitectura también recuerda que es aconsejable comprar una casa sin reformar que una ya reformada, puesto que no solo será más barata (el ahorro estimado es de un 25% respecto a un inmueble en buen estado), sino que también el propietario tendrá la posibilidad de adaptarla a su gusto y necesidades. "Lo más probable es que no le hagas una reforma a una vivienda que acaba de pasar por otra", añade. 

3. Visitar varias veces la vivienda 

La tercera recomendación es visitar el inmueble en diferentes momentos del día para saber "cuánta luz natural penetra hacia su interior y valorar si esta cantidad es suficiente para lo que tú necesitas", aclara Bravo, quien insiste en que "la ausencia de luz puede tener efectos perjudiciales en tu salud y afectar a tu calidad de vida". 

4. Consultar antes con un experto

Por último, conviene valorar los trabajos a realizar con un experto. "Para alguien que no está familiarizado con las reformas puede parecer que tirar un tabique o cambiar la distribución de un baño son trabajos sencillos. Sin embargo, un cambio de este tipo suele implicar que haya que alterar también elementos ocultos, como la electricidad o la fontanería. Por eso, antes de que te compres una casa para reformar conviene que consultes con un técnico especialista que pueda ayudarte a valorar lo que va a suponer esa reforma", concluye la directora de Elebé Arquitectura.