Información sobre vivienda y economía

La falta de mano de obra y el encarecimiento de los materiales amenazan la transformación inmobiliaria

La construcción ha mostrado su resistencia a los vaivenes de los ciclos económicos, pero hay obstáculos que pueden lastrar los nuevos cambios

Gtres
Gtres

La actividad de la construcción tiene ciclos económicos con mayor variación interanual entre techo-fondo que la media de los sectores productivos, por lo que su tejido empresarial ha tenido que desarrollar un alto nivel de adaptabilidad a estos vaivenes.

INE
INE

Esto influye directamente en su capacidad para detectar anticipadamente los cambios de ciclo, bien para recoger velas a tiempo ante la recesión, bien para pertrecharse adecuadamente para la expansión. Sin embargo, esta variabilidad también ha dificultado reducir la atomización del sector y su evolución a una industria 4.0, por ejemplo.

La visión del horizonte que se nos plantea es muy alentadora por la necesaria transformación del país para alcanzar los objetivos a 2030 y 2050, que con el impulso de los fondos Next Generation implicará una actividad en la senda positiva durante varias décadas para el sector de la construcción. Esta estabilidad ayudará al desarrollo empresarial en términos de eficiencia y productividad, avanzar en digitalización e industrialización, así como a incorporar en su estrategia, la sostenibilidad medioambiental, financiera y social.

Posicionándonos en el ahora, estos meses se ha visto alcanzar hitos en afiliados así como en empresas inscritas a la seguridad social (2021, con datos sólo hasta julio, ya se ha alcanzado el 7% de crecimiento en empresas), consecuencia de la actividad creciente desde el verano 2020. Pero deberemos afrontar algunas piedras en el camino como la falta de trabajadores  cualificados en obra que ya se está haciendo patente en algunos oficios. Y no es algo nuevo, pues ya hace años se venía comentando por las empresas de rehabilitación, siendo fundamentalmente la Fundación Laboral de la Construcción quien dio la voz de aviso y se puso manos a la obra, para mejorar la cualificación de los trabajadores, reducir la elevada edad media (45 años) por la escasa incorporación de jóvenes a la industria y la simbólica presencia de la mujer (por debajo del 10%).

No menos importante es la subida precios en energía y materias primas, que ya se está repercutiendo en los precios de los materiales de obra. Según el informe de construcción de España del segundo trimestre de 2021 RICS-CGATE, cuatro quintas partes de los encuestados identificaron el coste de los materiales como el principal obstáculo, y más del 60% también se centró en la escasez en esta área, incrementándose significativamente la preocupación en relación al trimestre anterior.

Volviendo a la falta de mano de obra, en dicho informe se muestra cómo el 70% de los encuestados vinculan como un potencial freno a la actividad, la escasez de mano de obra especializada y ya el 60% menciona la escasez de mano de obra de forma general. La financiación y la escasez de demanda han retrocedido posiciones hasta el quinto y sexto lugar, muy representativo.

La falta de mano de obra cualificada y la evolución de los costes de los materiales pueden poner en tensión la rentabilidad de las operaciones y, con ello, los recursos que las empresas puedan dedicar para la transformación del sector, vital para sí mismo, pero esencial también para recuperar la imagen, denostada en los últimos años, que la sociedad tiene del sector.

Para afrontarlo no basta la propia resiliencia del sector de la construcción, pues no podemos olvidar que el Plan de Recuperación, Transformación y Resiliencia (PRTR) se apoya en gran medida en la transformación de nuestro parque edificado, por lo que eliminar o reducir potenciales frenos a dicha actividad no es sólo una cuestión sectorial, precisa de una mirada más amplia.

Isabel Alonso de Armas es ingeniera de Caminos, Canales y Puertos desde hace más de 20 años, miembro del Consejo General del CICCP y directora de sostenibilidad y desarrollo de negocio en BMI Group, Sur de Europa. Por su trayectoria aportará una visión centrada en la actualización de nuestro parque edificatorio que exige la del propio sector de la construcción.