Información sobre vivienda y economía

Competencia critica que las plataformas de pisos turísticos deban informar en exceso a Hacienda

Autor: Redacción

Los intermediarios del negocio del alquiler vacacional tienen un nuevo aliado: la CNMC. El organismo ha acordado remitir al Gobierno un requerimiento contra varias disposiciones de la normativa que regula la materia, que obligan a las plataformas a dar información al fisco sobre los propietarios e inquilinos de los pisos turísticos para luchar contra el fraude fiscal. En su opinión, esta obligación puede restringir la competencia, por lo que exige su supresión o modificación. 

Según explica Competencia, el pasado 22 de febrero acordó remitir al Consejo de Ministros un requerimiento previo contra distintas disposiciones del nuevo artículo 54 ter del Reglamento General de las actuaciones y los procedimientos de gestión e inspección tributaria y de desarrollo de las normas comunes de los procedimientos de aplicación de los tributos, establecido por el Real Decreto 1070/2017, de 29 de diciembre. 

Dicho requerimiento es un paso previo que busca "evitar la interposición de un recurso contencioso-administrativo contra el mencionado Real Decreto". 

No podemos olvidar que la regulación exige a las plataformas online de alquiler vacacional deben presentar periódicamente a Hacienda una declaración informativa sobre las cesiones de viviendas en las que intermedien con el fin de prevenir el fraude fiscal. Por ejemplo, deben notificar la identificación del usuario, la identificación del inmueble, la referencia catastral de la vivienda o los días en los que un alojamiento se ha usado con fines turísticos.

Desde la Asociación de la Economía Digital (Adigital) llevan meses alertando de que muchos de los datos que les exige Hacienda "directamente no los tienen". Además, recuerdan que la regulación establece multas millonarias por incumplimiento.  

¿Y qué piensa la CNMC de todo esto? El organismo considera que "el Real Decreto no delimita con claridad quienes serán los sujetos obligados a proporcionar la información. Si se incluye entre los obligados a entidades que no intervienen en todas las fases de la transacción, se podría imponer a estas entidades una carga sustantiva, que puede tener un efecto restrictivo de la competencia". 

Además, añade el organismo, "las obligaciones de información incluye algunos aspectos que pueden ser innecesarios o desproporcionados para el fin perseguido por la norma (prevención del fraude fiscal). En particular, la CNMC considera de dudosa relevancia tributaria la identidad del titular de la vivienda cuando no coincide con la persona que tiene el derecho de cesión de la misma, la obligación de información sobre las cesionarias y el número de días de uso y los deberes de conservación de documentación".

Por último, Competencia recuerda su legitimidad "para impugnar los actos de las Administraciones Públicas sujetos al Derecho administrativo y las disposiciones de rango inferior a la ley de los que se deriven obstáculos al mantenimiento de una competencia efectiva en los mercados, al amparo del artículo 5.4 de la Ley 3/2013, de 4 de junio, de creación de la CNMC".