Información sobre vivienda y economía

Ten un armario por poco dinero y que no sea empotrado: siete consejos para hacerlo

Autor: @Lucía Martín (colaborador de idealista news)

¿Cuáles son los armarios que más convienen cuando las habitaciones son pequeñas? ¿Resultan caros? ¿Son difíciles de montar?

El armario empotrado tradicional, construido con ladrillo o en pladur y una puerta opaca de madera que normalmente nunca va de suelo a techo, no es una de las mejores soluciones para un piso de pequeñas dimensiones. Hay mejores alternativas, dependiendo del fondo que escojamos.

Normalmente las opciones que permiten más almacenaje son de 60 y de 40 cm. También podría hacerse de 30 cm, pero es mucho más limitado. En la primera opción, las perchas se colocan de manera lateral en la  barra, como estamos acostumbrados, y en la segunda y tercera, de frente. El espacio de los cajones o cestas obviamente será de menor o mayor tamaño dependiendo del fondo que tengamos. ¿Cómo hacerlo? Ahí van unos buenos consejos de la mano de Pablo García, de Atrezo arquitectos

  1. “Elige el frente donde lo vas a construir, es imprescindible que sea de pared a pared. O si tenemos los típicos resaltes de la pared como pilares o conductos de instalaciones, que vaya a uno de estos resaltes. Instalamos un marco en todo el alto y el ancho con un sistema de puertas correderas, abatibles, plegables, a elección de cada uno y de la manera más funcional posible. Si queremos opciones más económicas podemos instalar unos paneles japoneses o una cortina de riel en el techo que será la puerta de nuestro armario”, explica.
  2. Con las medidas del interior, debes planificar qué es lo que quieres almacenar. Preguntas que debes plantearte: ¿Necesito colgar la ropa? ¿Qué medida tiene la ropa que voy a colgar?¿Necesito baldas y estanterías?¿Me vendrían bien cestas para guardar toallas, gorros, etc?
  3. El sistema: “Para este ejemplo elegimos la serie Algot de Ikea. Esta serie, aparte de ser económica, nos da libertad para configurar el interior del armario como queramos. Consiste en un sistema de raíles en pared donde se van fijando los accesorios como (barras, cestas, baldas, zapateros, ganchos..etc). También se pueden disponer en la parte baja de unos módulos con cestas que tienen ruedas y se pueden meter y sacar del armario para mayor comodidad”, comenta
  4. Hablemos del fondo: “Existen soportes y baldas con tres medidas de fondo: 18, 38 y 58 cm. Estas son las medidas de los módulos, para poner las puertas dejaremos al menos 5 cm de separación. Si optamos por la opción de las cortinas podremos ajustar incluso a 2 cm de distancia”.
  5. Ancho: Las baldas tienen distintas medidas de ancho desde 40, 60 y 80 cm. En función del frente que tengamos elegiremos una combinación de anchos u otra. “Si por ejemplo, la pared donde queremos poner el armario es de 1,80 m, podemos solucionarlo con 3 módulos de 60 cm o con un módulo de 80 cm y dos de 60 y 40 cm.”
  6. Frente del armario: Puede ser de diferentes opciones ya sean puertas correderas, abatibles, plegables, paneles japoneses o cortinas de raíl en techo. Y si no te van las puertas, estás de enhorabuena porque se llevan mucho los armarios vistos, con todo al descubierto.
  7. Un consejo: iluminar los armarios siempre es una buena idea. “Lo ideal es un sistema de iluminación lineal con rieles dispuesto en las baldas y otro en el techo. Si tenemos un sistema de puertas, podremos poner unas luminarias fotosensibles, es decir, que se enciendan cuando abramos las puertas. Si hemos elegido otra solución que permita el paso de la luz, mejor un interruptor que encienda y apague todo el armario de forma manual.

¿Por cuánto nos puede salir este armario? Podemos encontrar soluciones desde 217€ para el interior y 120€ para el frente. Dicho de otra forma: por menos de 500 euros te haces con un armario personalizado. What else?