Información sobre vivienda y economía

Los 10 errores más torpes que cometemos cuando montamos muebles de IKEA

Fuente: Gratisography
Fuente: Gratisography
Autor: Carlos Salas (colaborador de idealista news)

Los muebles de IKEA se han convertido, como la ropa de Zara, en algo común en muchos hogares. Al verlos montados en las inmensas tiendas del fabricante sueco y, sobre todo, al ver las pocas páginas que la empresa gasta en enseñar a sus clientes el montaje, los clientes caen en la trampa de creer que está chupado. Y lo estaría si uno no cometiera estos errores que se cometen en todas partes del mundo:

1. Transportarlos tú solo

Es el primer defecto y encima muy de varones: pensar que somos unos musculitos. Algunos muebles requieren más de una persona para cargarlos. Si no mides tus fuerzas, puedes maltratarlos y estropearlos antes incluso de abrir la caja. O incluso, te puedes lesionar tú.

2. No abrir espacios

No improvises el montaje en cualquier sitio. Crea un espacio amplio para trabajar porque a medida que avances ocuparás más volumen. Reserva una buena parte de tu casa para montar el mueble. Y ve apartando los cartones en un sitio determinado. Organízate.

3. La impaciencia

Piensas que te va a llevar poco tiempo. Ese es el mayor error porque para montarlos hay que reservar más tiempo del que uno piensa. Toda la tarde.

4. No leer bien las instrucciones

Vemos que son cuatro paginitas de nada, y pensamos que con nuestra intuición completaremos el montaje. Error: hay que leerlo varias veces, para memorizar los pasos antes de empezar. Por ejemplo, tomarse tiempo para comprobar el diferente tamaño de los tornillos.

5. No traer las herramientas

IKEA te dará ciertas herramientas pero, desde luego, no te ofrecerá un martillo o un destornillador. Intenta que todo esté preparado antes de empezar, lo cual harás mirando bien las instrucciones.

6. Saltarse un paso

Aunque sea sencillo de montar, hay que seguir todos los pasos uno a uno paso, porque es posible que al final nos encontremos con que tenemos que desmontarlo y volver hacia atrás porque si no, va a estar desencajado.

7. No interpretar las imágenes

Antes incluso de abrirlo, los muebles de IKEA tienen instrucciones en imágenes sobre los cartones que los envuelven. Nos avisan de que no se debe meter nada punzante que pueda dañarlos.

8. No pedir ayuda

Seguramente quieres impresionar a tu pareja diciendo que no necesitas ayuda. Todo lo contrario: pide ayuda cuando la necesites porque así podrás montarlo mejor. Es más, si no eres un manitas, llama a un montador experto, preferiblemente deja que lo hagan los de IKEA.

9. No nivelar

Cuando termines de apretar algo, verifica que está nivelado con la otra pieza. De este modo te evitarás tener que desmontarlo al final. Apenas descubras una falta de alineación, desatornilla y vuelve a alinearlo.

10. No guardar las llaves

Tanto las llaves que te proporciona IKEA como el libro de instrucciones, serán claves cuando desmontes el mueble en el futuro. Si no las guardas en una bolsa de plástico, en un sitio seguro, te volverás loco tratando de desmontarlo a ciegas.