Información sobre vivienda y economía

'Hackeos domésticos': cómo montarte una minicocina en tu estudio

Fuente: culshaw
Fuente: culshaw
Autor: @Lucía Martín (colaborador de idealista news)

Cuando tu espacio es reducido, es difícil poder contar con una cocina donde hacer tus pinitos gastronómicos, pero no imposible: te explicamos cómo montar una mini cocina en tu estudio.

Tú soñabas con una casa a lo American Beauty, con garaje para varios vehículos... pero no, tienes un estudio en el centro de la ciudad. Sus ventajas son muchas, porque lo tienes todo al alcance (léase fuera y dentro de la vivienda), aunque tienes que preverlo todo a medida porque cabe más bien poca cosa… Y como eres un cocinillas y te gusta tener invitados, no quieres renunciar a tener una cocina, pero, ¿cómo montártelo en tu piso de apenas 30 m2?

Hoy te damos la solución, montándote una minicocina, que, como las casas de muñecas de los niños, todo va a medida. Te contamos cómo hacerlo de la mano de Pablo García, de Atrezo Arquitectos

Lo idóneo es tener la cocina dentro de un armario. Y esto es posible conseguirlo con diseños compactos: “Se trata de cocinas dentro de armarios, totalmente equipadas, en menos de dos metros de frente y con unos 65 cm. de fondo, aproximadamente”, comenta García. Eso sí, como toda cocina, por mucho que ésta sea pequeña, necesitarás de tomas de agua, desagües y electricidad. En concreto necesitas, sí o sí, de lo siguiente:

  • 1 toma para el frigorífico
  • 1 toma para la placa de inducción
  • 1 toma para microondas
  • Tomas altas para enchufar electrodomésticos
  • 1 salida de agua caliente
  • 1 salida de agua fría
  • 1 salida de aguas sucias

Pero, ¿cuál es el mejor sitio para ubicarla? “Lo ideal es ubicarla en una de las paredes que separa el baño del resto de la estancia, ya que cerca del inodoro estará la bajante, por lo que la conexión seguramente será posible. Si por la distribución óptima no fuese posible ubicarla en alguna de las paredes comentadas, podemos recurrir a un sistema tipo “Sanitrit” en el que, con una trituradora y una bomba, podemos llevar las aguas residuales por tubos de pequeño diámetro a cualquier punto de la vivienda. El inconveniente de este sistema es el ruido que genera cada vez que necesita impulsar el agua”, finaliza.

¿Precio de estas cocinas? Pues depende del modelo, del acabado, color y tamaño, pero hay que contar con un presupuesto mínimo de 6.000 euros.