Información sobre vivienda y economía

Tres trucos sencillos para tener el armario perfecto en la nueva normalidad

Es recomendable tener un máximo de 40 prendas, que combinen entre sí, y que la mayor parte sean de colores neutros y tejidos fluidos

Billionhands
Billionhands
Autor: Redacción

La pandemia ha supuesto un parón en las tendencias de la moda y ha recuperado el concepto de 'armario cápsula' que surgió en los años 70 y que se basa principalmente en crear un guardarropa versátil y atemporal.

A pesar de que el mundo de la moda ha dado un cambio radical en el último medio siglo, si algo ha dejado el covid-19 es la necesidad de tener prendas básicas y atemporales en el armario. En este escenario, la plataforma online Billionhands resume tres consejos para construir el perfecto 'armario cápsula' aplicando todo lo aprendido en 2020 y adaptaro a la nueva normalidad. La clave está en elegir bien las prendas, que sean atemporales, de tejidos fluidos y cortes holgados.

Ten en cuenta estas máximas a la hora de repensar el espacio ahora que se acerca el cambio de ropa con la llegada del buen tiempo:

1. Pocas prendas, pero bien escogidas

Según explica la plataforma, el principal objetivo del 'método cápsula' es superar el síndrome del armario lleno y nada que ponerse. Para lograrlo hay que reducir el número de prendas hasta quedarse con una selección de básicos que combine entre sí y permita vestirse a diario sin caer en la monotonía. "No se trata solo de que el vestidor esté ordenado, sino que tenga la capacidad de dar respuesta a cualquier situación. Abrirlo y de un vistazo, crear el look idóneo para la ocasión", sostiene.

Su recomendación es tener como máximo 30-40 prendas, que sean funcionales y que sienten bien. Además, aconseja optar por tonos neutros y mezclaro con piedas más coloridas y fáciles de llevar. Como insisten desde Billionhands, "la pandemia ha vuelto a dotar de significado la expresión 'less is more'”.

2. Tejidos fluidos y cortes holgados

Con el teletrabajo y el confinamiento, la comodidad llegó al armario para quedarse. En esta nueva normalidad, por tanto, es necesario optar por un estilo confortable. Por eso, el 'dress code' debe estar a medio camino entre el hogar y la calle; esto es, entre funcionalidad y estética. 

“El armario cápsula de 2021 no reniega de unos vaqueros de cintura alta o un 'blazer'. Pero a raíz de todo lo acontecido en este último año, se impone un estilo mucho más desenfadado. A la camiseta básica blanca o al vestido corto de color negro (Little Black Dress), ya de por sí cómodos, se suman otro tipo de prendas más alineadas con esta tendencia. Solo hay que ver el catálogo de las principales firmas para darse cuenta de los ‘nuevos esenciales’. Para este 'look homeoffice' no pueden faltar los conjuntos deportivos de corte sastre o los jerséis tricotados”, recalca la plataforma. 

3. Ropa con largo recorrido

El 'upcycling' consiste en aprovechar lo que cada uno tiene y adaptarlo al paso del tiempo de manera creativa. "Aunque se pueda aplicar a cualquier ámbito, esta tendencia ha despertado especial interés en el mundo de la moda. Y si en 2020 resonaba con fuerza, en 2021 promete consolidarse. Algo que condicionará la manera de comprar ropa, apostando por prendas moldeables", explican desde Billionhands.

Aunque la plataforma insiste en que toda la ropa en general es susceptible de transformación, en algunas prendas como las camisas blancas o los vaqueros ese ejercicio de 'Do It Yourself' se simplifica.