Información sobre vivienda y economía

Cómo cambiar el plato de ducha: seis ideas originales, prácticas y de diseño

Unsplash
Unsplash
Autor: Redacción

En el diseño contemporáneo, la ducha tiene un papel muy destacado en el baño. Además de la funcionalidad, que siempre debe ser lo prioritario, cada vez se presta más atención a la estética del plato de ducha, con propuestas de lo más minimalista. Los expertos de Habitissimo recomiendan soluciones de diseño que transforman por completo el baño, convirtiéndolo en un ambiente original y moderno. Repasamos seis ideas originales para cambiar tu plato de ducha por uno práctico y que además sigue las últimas tendencias: 

Plato de ducha a ras de suelo

Facilita el acceso
Plato a ras de suelo / Unsplash

Los platos de ducha a ras de suelo se caracterizan por tener unas líneas limpias gracias a la ausencia de escalones. Una solución que permite tener a la misma altura el suelo y la zona de ducha, haciendo el acceso más práctico y sencillo. Se adaptan bien a los hogares contemporáneos y también son muy fáciles de limpiar.

Plato de ducha negro

Combinado con tonos más claros
Plato negro / Unsplash
Un toque elegante
Plato negro / Unsplash

Para quienes quieren un baño con carácter arenoso, pero también elegante y acorde con las últimas tendencias de interiorismo, una alternativa es instalar un plato de ducha negro. Se puede insertar tanto en un baño donde predominan los tonos oscuros para un lograr un ambiente 'chic', como en uno que combine con tonalidades más claras que ayuden a resaltarlo.

Plataforma de madera

Aporta calidez
Plataforma de madera / Unsplash

El uso de elementos de madera logra crear un ambiente acogedor y refinado en el baño, qque recuerda el ambiente de un spa. Incluir una plataforma de madera y colocarla sobre el plato de ducha de cerámica es una forma menos invasiva de renovar el baño y, además, logra darle un sofisticado 'look' nórdico.

Plato de ducha alicatado

Con mosaicos o azulejos
Alicatado / Unsplash

El cemento, los azulejos o los mosaicos permiten crear platos de ducha personalizados y conseguir un efecto muy refinado. De hecho, se obtiene un fuerte impacto visual que se puede acentuar mediante la colocación de diferentes revestimientos en tamaño y color. Esta solución también permite apostar por un estilo minimalista y monocromático, en el que prima la uniformidad absoluta.

Plato de ducha de mármol

Da un toque sofisticado
Grifería y accesorios dorados / Unsplash

El mármol es un material que siempre se ha utilizado para realizar revestimientos de baños. Hoy en día es un material de moda que combina bien en ambientes tradicionales o clásicos o en contextos con un diseño contemporáneo y original. Para eliminar la frialdad del mármol, el plato de ducha se puede combinar con accesorios y grifería en metal con efecto cobre, bronce u oro.

Plato de ducha en hormigón o resina

Una superficie fácil de limpiar
Cemento / Unsplash

Un plato de ducha a ras de suelo con revestimiento de resina es otra de las soluciones: con ella se evitan las juntas, ya que se obtiene una superficie perfectamente lisa, impermeable y uniforme. Una gran ventaja de esta alternativa es poder elegir el color y que se obtiene un resultado similar con cemento o cemento de resina. Esta superficie perfecta para baños de estilo urbano, industrial o rústico.