Información sobre vivienda y economía

La “silla mínima” y otros ingeniosos muebles que se pueden guardar en cualquier parte

Pinterest
Pinterest
Autor: Vicent Selva (colaborador de idealista news)

Tener el espacio necesario para vivir con comodidad se ha convertido en la preocupación de mucha gente, sobre todo, de aquellos que, por decisión u obligación, tienen su hogar en apartamentos y casas de pequeñas dimensiones. Por ello, muchos diseñadores han querido hacer de la necesidad virtud, y se han puesto manos a la obra para crear muebles funcionales que ocupen el menor espacio posible. Una de las soluciones que está teniendo más éxito son los muebles plegables, que cuando no se utilizan pueden esconderse fácilmente en cualquier rincón para evitar que molesten o reconvertirse para tener otros usos.

Son muchos los ejemplos de este tipo de innovaciones que se desarrollan cada año, que, además, ayudan a avanzar en pautas de sostenibilidad y respeto por el medio ambiente. Uno de estos proyectos es la conocida como “silla mínima”, diseñada en Estados Unidos. Pero existen muchos más ejemplos, y aquí os traemos algunos de ellos:

Una silla versátil y fácil de transportar

Un investigador de la Universidad de Purdue ha diseñado esta "silla mínima". La elección de este término no es casual, ya que hace referencia al poco espacio que ocupa cuando esté plegada. De hecho, es posible enviarla en una caja plana y delgada de pequeñas dimensiones. La otra ventaja es que solo se tarda unos pocos segundos en montarla y tenerla lista para sentarse.

Tong Kim, el inventor de esta silla, es profesor asociado de diseño industrial en el Colegio de Artes Liberales de la Universidad Purdue (Indiana, EEUU). En su opinión, este invento supone muchas ventajas económicas y medioambientales, debido a que con él se reducen los desperdicios, sobre todo en material de embalaje, y su envío resulta más fácil y barato que el de otras sillas convencionales.

El secreto de su versatilidad se encuentra en unas bisagras plegables y en los materiales empleados: metal delgado y ligero, madera y cuero. Kim asegura que con este producto es posible reducir los costos de envío en un cincuenta por ciento, una cantidad nada desdeñable si, como asegura, estos suelen representar alrededor de una tercera parte del coste total del proceso de fabricación. Además, ofrece una gran versatilidad, ya que es posible modificarla, para que adopte diferentes tamaños, dimensiones y peso, dependiendo de la necesidad de cada fabricante y de la demanda de los consumidores.

"Queremos dar pasos gigantescos en la fabricación sostenible", dijo Kim. "Esta silla representa solo una pequeña parte de nuestro objetivo general para racionalizar la manufactura y reducir el desperdicio de energía".

En este sentido, el trabajo de Kim está en consonancia con los objetivos que se promueven en la ‘Purdue's Giant Leaps celebration’ un evento en el que se reconocen los avances en materia de sostenibilidad, en el marco de la celebración del 150 aniversario de la universidad, con el que se pretende demostrar que esta institución es un centro intelectual implicada en resolver problemas del mundo real.

Una silla que parece una muñeca rusa

Se pueden extraer dos taburetes más
Un invento de Tong Kim / A' Design Award & Competition

Además de la silla mínima, Kim también ha patentado otro tipo de silla, igualmente útil, y basada en los mismos principios. Este diseño se conoce como "Silla para compartir apilable". En este caso, se trata de una especie de taburete, del que, como si de una muñeca rusa se tratase, se pueden extraer otros dos taburetes más. El concepto es sencillo y se dirige a maximizar la utilidad del espacio, pero con la posibilidad de incrementar el número de sillas cuando se necesitan.

El trabajo de este profesional es muy prolífico e innovador, y no solo en el diseño de muebles. "Sigo trabajando en los procesos para la fabricación inteligente, incluido un sistema basado en el internet de las cosas para transferir datos digitales, como el CAD 3D y las especificaciones entre las ubicaciones de fabricación, para que los artículos puedan producirse localmente y ahorrar tiempo y costos, y reducir los desperdicios", asegura Kim.

Estos muebles diseñados por Tong Kim son realmente innovadores, pero existen muchos diseñadores de muebles que apuestan, igual que él, por fórmulas con la que maximizar el espacio, ahorrar costes y echar una mano en la defensa del medio ambiente.

También hay mesas

Creado por Sculpture Jeux
Se abre y pliega / Sculpture Jeux

Esta pequeña mesa es creación de Sculpture Jeux. Ocupa muy poco espacio cuando está plegada, pero, cuando se necesita, se puede abrir muy fácil para dar cabida hasta a cuatro comensales. Para ello, basta con extraer todas las hojas adicionales que están escondidas debajo del tablero, con lo que se obtiene una superficie cinco veces más grande. Este diseño es muy simple y perfecto para una familia con niños pequeños, ya que las hojas se montan en diferentes alturas, por lo que se puede adaptar a los niños más pequeños.

Creada por Nils Frederking
Bautizada mesa F2 / Nils Frederking

La mesa F2, creada por Nils Frederking destaca por la rapidez con la que se pliega y se despliega. Con un sencillo movimiento, es muy fácil cerrarla sobre sí misma, lo que le da una imagen similar a la de un acordeón o una carpeta con separadores. El resultado es una pieza muy delgada que puede guardarse en cualquier lugar de la casa, incluso, debajo del sofá o de la cama.

Tiene capacidad para 12 personas
Cómoda y escritorio / Expand Furniture
Otra forma de aprovechar el espacio es la de utilizar muebles plegables que pue pueden realizar diferentes funciones. Es el caso de esta bonita mesa que cuando no se utiliza para comer, se puede transformar una cómoda consola o en un bonito escritorio. Abierta, es capaz de acomodar hasta doce personas para comer.

Por su línea y color, esta mesa encaja a la perfección en los hogares que apueste por un estilo nórdico moderno y minimalista.

¿Una partidita?

Es del berlinés és Tobias Fraenzel
Tiene un diseño 'mini' / Tobias Fränzel
Además de mesas y sillas, también existen otros objetos que han hecho de la versatilidad y el plegado su seña de identidad. Un buen ejemplo es esta divertida mesa de pimpón. La idea se la debemos al diseñador berlinés Tobias Fraenzel, por lo que gracias a él es posible disfrutar del tenis de mesa incluso en los apartamentos más pequeños.

Cuando está plegada, su aspecto no es muy diferente al de una puerta como otra cualquiera, aunque con la particularidad estar pintada de ese color verde tan característico por uno de sus lados. Prepararla para jugar un partido es muy fácil y rápido. Solo hay que empujar la parte inferior de la puerta hacia adelante con el pie y tirar hacia abajo para girar la mesa hasta la posición adecuada.

Lo único malo es el precio, un poco elevado para muchos bolsillos, ya que en la página web de su creador se puede encontrar por un precio de 12.600 euros. No obstante, si eres un manitas, puedes intentar hacer tú mismo algo parecido. Con el material adecuado y un poco destreza en el bricolaje, seguro que serás capaz de hacerlo.

Como ves, hay muchas ideas para hacer de tu casa un espacio cómodo y funcional, sin necesidad de contar con muchos metros cuadrados, hay muchas. Solo hay que informarse bien y comprar lo que más se ajusta a las necesidades reales de cada hogar. O, si eres un manitas, incluso ponerte tú mismo con ello. Lo dejamos a tu elección.