Información sobre vivienda y economía

Cómo decorar la casa con los tonos de la diversidad

Shutterstock
Shutterstock
Autor:

Junio se considera el mes del orgullo LGBTI+. Para celebrar la diversidad y promover la inclusión social, te dejamos algunas sugerencias sobre cómo transformar tu hogar utilizando los colores del arco iris, en colaboración con el portal Habitissimo. Todo para un hogar acogedor, lleno de color, vida y amor.

En la cocina

Si buscas una decoración un poco más atrevida en este espacio, puedes pintar las puertas del armario con los colores del arco iris, creando así un efecto visual muy interesante que transmite mucha alegría a este espacio habitualmente sobrio. Combínalo con el resto de la decoración neutra, para que los armarios llamen realmente la atención. Si vives en una casa alquilada o no quieres pintar los armarios, incorpora los colores en pequeñas piezas decorativas, como cuadros, cortinas o incluso utilizando platos decorativos.

Shutterstock
Shutterstock

En el exterior de casa

Para decorar el jardín o el balcón con los colores del arco iris, hay que centrar la atención en los pequeños detalles. Utiliza almohadas y mantas de colores para dar confort al ambiente y al mismo tiempo alegrar el espacio mediante el uso de diferentes tonos. Dale aún más vida al exterior de la casa creando una iluminación con botellas o tarros pintados de diferentes colores, consiguiendo así crear un efecto visual muy interesante y al mismo tiempo no sobrecargar el paisaje en exceso.

Shutterstock
Shutterstock

En el salón o en el despacho

Son algunas de las estancias que más utilizamos y, por tanto, merecen destacar. Una pared a rayas, utilizando los colores de la diversidad, puede ser una buena opción, especialmente si la decoración que ya tienes en la habitación es neutra. Puedes crear un patrón de rayas verticales más rígido, o usar tu imaginación y dispersar los colores en la pared de otras maneras, como usando un efecto ondulado.

Shutterstock
Shutterstock

En el dormitorio

Si crees que tu dormitorio necesita un toque extra, dale vida utilizando el color. Puedes incorporarlos a los elementos textiles y decorativos o, por el contrario, mantener estos elementos neutros y apostar por un cabecero coloreado con los colores del arcoíris. Otra buena opción es elegir un cuadro grande y colorido para ponerlo encima de la cama, y así llamar la atención sobre esta parte del espacio y alegrarlo sin tener que gastar mucho.

Shutterstock
Shutterstock

Habitación de los niños

Si hay un lugar que reclama el uso del color, ese espacio es la habitación de un niño. Usa tu creatividad y cubre las paredes de color o recurre a cojines, alfombras y cortinas para dar un toque de color a la habitación de tus hijos, manteniendo la base neutra para que el espacio no esté demasiado cargado visualmente. Combina muebles o cuadros en colores pastel para una decoración más suave y equilibrada.

Shutterstock
Shutterstock