Información sobre vivienda y economía

Gesvalt: "El precio de las casas podría subir este año más de un 7% en las capitales de provincia"

Autor: Redacción

Sandra Daza, la directora general de Gesvalt, ha hablado alto y claro durante su comparecencia en inmonext 2018, la jornada de referencia del sector inmobiliario: no estamos sentando las bases de una nueva burbuja inmobiliaria, las compraventas seguirán creciendo, los precios mantendrán su tendencia al alza y España sigue siendo un país que brinda buenas oportunidades a los granes inversores internacionales.

Durante su exposición ha hecho un balance de cómo fue 2017: se vendieron más de medio millón de casas, la economía creció más que la media europea, los tipos de interés en mínimos siguieron invitando a diversificar las carteras de inversión y el año pasado el ladrillo captó unos 14.000 millones de euros, un 45% más que un año antes. "Podemos decir, sin miedo a equivocarnos, que España es un mercado interesante para invertir", ha asegurado.

A pesar de que ha reconocido que la falta de estabilidad política afecta al sector, también sostiene que el apetito de los inversores por los activos domésticos es muy elevado. 

En algunos sectores como las oficinas detecta una falta de producto de calidad, mientras que ve oportunidades en el sector de los centros comerciales (próximamente se abrirán varios y se tendrán que rehabilitar otros muchos) y en el logístico, al que considera "la niña bonita del mercado", aunque coincide con otros expertos en la necesidad de que la Administración ponga más suelo en el mercado. 

También confiere potencial a los activos alternativos (residencias de estudiantes, de mayores...), cuyos principales atractivos son la elevada rentabilidad y el apoyo de los factores demográficos, mientras que en el caso de la vivienda prevé que este año se cierren unas 570.000 compraventas. En concreto, sus cálculos apuntan a que las protagonistas de las operaciones serán las grandes capitales, como Madrid, Barcelona, Málaga, Sevilla y las de Comunidad Valenciana, así como en las zonas costeras con más atractivo para los extranjeros. 

En lo que se refiere a los precios, Gesvalt prevé un incremento medio de la vivienda de entre el 5% y el 7%, aunque con grandes diferencias en el país. Mientras que en algunas zonas podrían registrar descensos, en la mayoría de capitales de provincia y en las urbes con más de 100.000 habitantes podríamos ver subidas por encima de dicha horquilla.

Por último, Daza descarta que se estén sentando las bases de una burbuja y recuerda que las empresas actualmente están mucho más sanas que en el boom y que van a seguir siendo necesarios los ahorros para comprar una vivienda.