Información sobre vivienda y economía

Luz verde para el polideportivo con piscina de la Plaza de la Cebada en Madrid (vídeo)

Paseando por las centenarias calles de Madrid, uno se puede encontrar infinidad de lugares emblemáticos que conforman la identidad de la capital. Uno de ellos es la Plaza de la Cebada, un recinto que fue construido en el siglo XVI, durante la época del Madrid de los Austrias, y que ha llegado hasta nuestros días cobijando numerosos usos. Su nombre se debe a que era el lugar donde se separaba la cebada destinada a los caballos del rey de la del resto de regimientos de la caballería, además de que se consolidó como un mercado en el que campesinos de diferentes partes de Madrid comerciaban con cebada y legumbres.

Pero si nos centramos en su pasado reciente, es evidente que todo su potencial está desaprovechado, ya que en donde se construyó un polideportivo con piscina junto al Mercado de la Cebada en 1968, ahora solo hay un enorme solar vacío y vallado. Pero vienen tiempos dorados para la Plaza de La Cebada.

Recientemente, la Comisión ordinaria del Área de Desarrollo Urbano sostenible dio luz verde al Plan Especial para la remodelación de la Plaza de La Cebada. Este proyecto cuenta con un presupuesto de 8 millones de euros (900.000 en 2018, 4,6 millones en 2019 y 2,5 millones en 2020) y mantiene y mejora el mercado a la par que busca construir un polideportivo.

Esta nueva hoja de ruta viene después de que, en 2004, La Cebada iniciara un proceso de reforma que supuso la demolición de la piscina e implicaba el derribo del mercado para ser sustituido por un centro comercial privado.

“El plan busca devolver al barrio lo que era suyo. Se trata de una obra que va a tener un contenido cultural y, sobre todo, deportivo. Volveremos a tener una piscina e instalaciones deportivas y, de este modo, supliremos las carencias que tiene el barrio”, comenta a idealista/news José Manuel Calvo del Olmo, concejal de urbanismo del Ayuntamiento de Madrid.

Sin duda, este proyecto es un premio para todos los vecinos de La Latina, sobre todo para los nostálgicos que conocen lo que suponía tener una piscina en pleno centro de Madrid.

Respecto a sus dimensiones, el Plan Especial reorganiza las superficies del planeamiento anterior: el mercado ocupará una parcela de 4.000 m2 y la futura instalación pública ocupará unos 2.500 m2. Además, la eficiencia y la sostenibilidad es una máxima en el proyecto. “En el ayuntamiento hemos aprobado que todos los edificios municipales se hagan con criterios de energía positiva, es decir, de consumo casi nulo”, expone el concejal de urbanismo.

Un nuevo amanecer para La Cebada

“Actualmente, el Mercado de la Cebada no está al 100% de su capacidad ya que tiene calificación de deportivo, pero esto cambiará con el Plan, lo que se traduce en unas mejores condiciones para los puestos existentes y que animará el uso de los que están vacíos, ya que estamos hablando de un lugar con enorme atractivo comercial como es La Latina, en pleno centro de Madrid y eso funciona”, expone el concejal de Urbanismo.

Por otro lado, la Plaza de la Cebada seguirá contando con un espacio de autogestión como ya lo tuvo antaño y como han seguido demandando los vecinos del barrio. Se trataba de una zona donde los vecinos hacían vida en común y tenían un huerto. 

“Qué la gestión sea publica es uno de nuestros objetivos del proyecto. Queremos que no se pierda toda esa labor que han venido haciendo los vecinos con el barrio”, comenta Calvo.

¿En el limbo?

Pero, aunque las intenciones sean buenas, no siempre es fácil. Aunque se haya aprobado el plan, aún queda tiempo y ‘papeleo’ para ver cómo se ponen los primeros pilares del nuevo centro deportivo de La Latina.

“Después de la aprobación inicial, ahora toca someterlo a un periodo de información pública, alegaciones y elevarlo al pleno para su aprobación definitiva, algo que se suele hacer entre los meses de octubre y noviembre”, apunta Calvo. “En paralelo, nosotros estamos sacando a licitar el proyecto y puede tardar entre seis y ocho meses, así que, yo diría que a principios de 2019 deberían empezar las obras que tardarían unos dos años en finalizarse”, concluye.