Información sobre vivienda y economía

Previsión euríbor 2019: el euríbor volverá a terreno positivo en cuestión de meses

Autor: Redacción

Se acerca el adiós definitivo al euríbor en negativo. Tras más de dos años en los que ha dado muchas alegrías a miles de hipotecados, que han visto cómo su cuota mensual ha ido abaratándose, el indicador de referencia para la mayoría de los préstamos para la compra de vivienda en España se ha adentrado en una tendencia alcista. Y es que la recuperación económica, la subida de los precios y el fin de los estímulos extraordinarios por parte del Banco Central Europeo (BCE) han llevado al indicador a dejar atrás sus mínimos históricos y han propiciado un cambio de tendencia. 

En el primer trimestre del ejercicio en curso el euríbor a 12 meses llegó a instalarse en el -0,191%, un nivel inédito, pero desde entonces acumula ocho repuntes mensuales consecutivos. En noviembre acabó con una media mensual del -0,147% y en lo que llevamos de diciembre ya ha repuntado hasta quedarse en torno al -0,14%. Toda una señal de que la senda alcista no tiene vuelta atrás.

¿Y qué podemos esperar para los próximos meses? Los expertos creen que volverá a terreno positivo en 2019, aunque no hay consenso sobre en qué momento del año lo hará.

Según Mª Jesús Fernández, economista senior de la Fundación de las Cajas de Ahorros (Funcas), “podríamos ver al euríbor a 12 meses por encima del 0% en primavera”, una teoría que comparte Juan Villén, responsable de idealista/hipotecas, quien estima que “lo más probable es que veamos este cambio en la primera mitad del año”. Sin embargo, desde Andbank creen que ese momento podría retrasarse hasta finales de año.

¿Y por qué no está tan claro? La respuesta es que los movimientos de este indicador dependen de varios factores, como las decisiones que tome el BCE y la previsión de cómo estarán la inflación o el crecimiento económico en la eurozona próximamente.

Marian Fernández, responsable de estrategia de Andbank, cree que la inflación se mantendrá estable respecto al nivel actual (en torno al 1,7%) y que EEUU seguirá elevando el precio del dinero, lo que justificaría que el BCE empiece a subir los tipos de interés tanto sobre los depósitos como las tasas oficiales. El propio organismo ya ha dejado entrever que no hará movimientos hasta el verano, aunque los meses de septiembre y octubre pueden ser claves, ya que coinciden con el final del mandato del italiano Mario Draghi como presidente del guardián del euro.

A la espera de nuevos datos y acontecimientos, el banco privado estima que el tipo de depósito que el BCE aplica a los bancos acabe 2019 entre el -0,2% y el 0%, y que la tasa oficial del dinero se mueva entre el 0% y el 0,2%. Unas previsiones que suponen cierto alivio para los bancos, cuyos márgenes de negocio se están viendo especialmente presionados por los bajos tipos de interés.

De hecho, desde la Asociación Española de Banca (AEB) ven necesario que se produzca lo antes posible la vuelta a la normalidad monetaria. “Mantener los tipos de interés negativos es una anomalía que debe corregirse lo antes posible. Todas las instituciones internacionales como el Banco de Pagos Internacionales, el Fondo Monetario Internacional y hasta el propio Banco Central Europeo han alertado de los potenciales riesgos para la estabilidad financiera que supone mantener una política monetaria excepcionalmente expansiva durante un tiempo excesivo. En definitiva, la normalización de tipos no solo beneficia a los bancos, sino a la estabilidad financiera que es prioritaria para todos”.

Unas subidas asumibles

A pesar de que las subidas son inevitables, los expertos descartan que el camino alcista del euríbor pueda poner en aprietos a los hipotecados. Y es que se esperan unos incrementos muy moderados por parte del indicador de cara a los próximos años.

Desde XTB, el analista Gustavo Martínez señala que lo más probable es que veamos subidas muy ligeras, ya que estamos “ante un escenario de incertidumbre por un posible cambio fin de ciclo y ralentización mundial, por lo que el repunte del euríbor será mínimo”, mientras que Bankinter cree que el euríbor podría terminar 2019 en torno al 0,4% y que en 2020 rondará el 0,65%.

Desde idealista/hipotecas opinan que “no lo veremos por encima del 1% hasta posiblemente 2021”, coincidiendo con los cálculos de Funcas. Y es que, como explica la economista senior de la fundación, “de aquí a dos años no llegará ni al 1%, ya que los futuros apuntan actualmente que las principales operaciones de los bancos estarán alrededor del 0,75%, y no creemos que el euríbor se aleje mucho de esa cifra”.

Esto significa que las hipotecas se irán encareciendo cada vez más, aunque lo harán de forma progresiva y predecible. “Lo que parece claro es que las subidas no traerán sustos y no serán tan bruscas como para que los hipotecados no puedan asumirlas”, aclara la responsable de estrategia de Andbank España.

No podemos olvidar que la actual media histórica del euríbor a 12 meses se sitúa ligeramente por encima del 2% y que, en verano de 2008, cuando la caída del banco estadounidense Lehman Brothers marcó el inicio de la crisis, llegó a romper la barrera del 5,3% y a batir todos los récords. Así, un euríbor en el 1% supondría volver a los niveles en los que se movía en 2012 y lejos del promedio y de sus máximos históricos.

Con todo, los expertos recuerdan que si es complicado predecir qué pasará durante los próximos meses, adelantar qué sucederá a medio plazo es imposible. “Pensar en una fecha sobre cuándo estará el euríbor en niveles del 3% es una quimera, aunque la subida puede acelerarse cuando menos te lo esperas, como ha sucedido en EEUU en los últimos 2 años”, concluye el responsable de idealista/hipotecas.