Información sobre vivienda y economía

¿Cómo pueden ayudar los planes de pensiones en la declaración de la renta?

Autor: Redacción

Artículo escrito por el portal jubilacióndefuturo, del instituto bbva de pensiones

Son tiempos de ejercicios fiscales y cábalas financieras ya que una vez hayas recibido el borrador y antes de entregar la declaración, conviene saber si hemos incluído todos los conceptos con los que podemos desgravarnos. Has de saber que los planes de pensiones privados son tus aliados porque te ayudan a aligerar el peso de los impuestos, con ciertos límites. Por eso, es recomendable que calcules cuánto debes aportar para obtener la máxima reducción fiscal. Permiten reducir la base imponible del IRPF, hasta un máximo de 10.000 euros anuales para los menores de 50 años y de 12.500 euros para los que igualen o superen esa edad, ampliable con aportaciones a favor del cónyuge o de familiares discapacitados

Contratar un plan de pensiones no es solo ahorrar para el futuro. También es mejorar la fiscalidad de tus finanzas. ¿Por qué? Porque al contratar un plan de pensiones obtienes ventajas fiscales a la hora de realizar la declaración de la renta

La clave está en que los planes de pensiones (además de otros productos de previsión social como los planes de previsión asegurados) permiten reducir la base imponible del IRPF, el impuesto de la renta de las personas físicas. Al reducirlo, es posible que el porcentaje impositivo (o tipo marginal) que se te aplique sea menor porque, en función de lo que ganes, el tipo marginal será mayor o menor. Y, en todo caso y aunque el porcentaje no varíe, los impuestos que pagarás, en términos absolutos, serán más bajos porque la base imponible será también menor

Con todo, has de hacer tus cuentas porque no podrás reducirte cualquier cantidad que aportes. Hay límites: la reducción tiene como límite la menor de las siguientes cantidades: 10.000 euros al año para los inversores menores de 50 años, o el 30% de la suma de los rendimientos netos del trabajo personal y de actividades económicas; o, para partícipes y asegurados iguales o mayores de 50 años, 12.500 euros anuales o el 50% de dichas rentas, una cifra ampliable en algunos casos

¿Cómo se puede ampliar esa cantidad?

Fundamentalmente, con aportaciones a favor del cónyuge o de familiares discapacitados. En el primer caso, si tu cónyuge percibe rentas inferiores a 8.000 euros anuales -por ejemplo, si tu cónyuge es ama de casa-, podrás reducir las aportaciones realizadas a favor suyo en planes de pensiones, con el límite máximo anual de 2.000 euros

En el segundo, si eres familiar de minusválido en línea directa, colateral hasta el tercer grado o cónyuge, y quieres hacer aportaciones a favor de éste, podrás hacerlas de forma complementaria a la tuya, siempre con el límite de 10.000 euros anuales. En ningún caso podrá superarse conjuntamente el límite de 24.250 euros

Cuando no puedes reducirte toda la aportación, has de saber que se puede rebajar ese exceso en los cinco ejercicios siguientes. Pero, por todo ello, es recomendable que calcules cuánto debes aportar para obtener la máxima reducción fiscal. Muchos expertos aconsejan aportar la cantidad que se puede desgravar, si se quiere maximizar la fiscalidad al invertir en planes de pensiones