Información sobre vivienda y economía

El dinero escondido en paraísos fiscales supera el PIB conjunto de Alemania y Reino Unido

Autor: Redacción

La élite económica y empresarial se reunirá esta semana en Davos (Suiza) dentro de la nueva edición del famoso Foro Económico Mundial. Una cita a la que Oxfam Intermón ha dado la bienvenida con un duro informe con el que pretende concienciar a los Gobiernos y sacar los colores a multinacionales y grandes fortunas.

Según la ONG, los índices de desigualdad y pobreza se han disparado en el mundo a lo largo de la crisis hasta dejar una comparativa de lo más escalofriante: solo 62 personas en el planeta poseen a día de hoy la misma riqueza que 3.600 millones, frente a las 388 que se calculaban en 2010, mientras que en España el 1% de la población concentra más dinero que el 80% más pobre.

Y gran parte de la culpa de estas cifras, según Oxfam, la tiene el dinero escondido en los paraísos fiscales, que calcula que actualmente hay 7,6 billones de dólares ocultos en jurisdicciones opacas (en euros, hablamos de unos 7 billones). Hablamos, por tanto, de un montante que multiplica por siete veces el PIB español y que incluso supera a la suma de las economías de Alemania y Reino Unido, las dos más potentes del Viejo Continente.

De esa cifra, Oxfam calcula que unos  2,6 billones provienen de países europeos, mientras que de Estados Unidos proceden 1,2 billones, lo que representa la mitad del dinero que empresas y particulares tienen oculto a escala global (esos 7,6 billones).

La consecuencia inmediata de que los ricos escondan dinero en lugares como las Bermudas, las Islas Caimán, las Islas Vírgenes Británicas o Suiza es que los países dejan de ingresar 190.000 millones de dólares (unos 174.000 millones de euros), un dinero con el que podrían financiar los servicios públicos, las infraestructuras, el estado de bienestar, y otros bienes y servicios que mantienen el funcionamiento del Estado.

“Se calcula que hasta el 30% del patrimonio financiero  de África se encuentra en paraísos fiscales, lo cual supone para los países africanos una pérdida fiscal estimada de 14.000 millones de dólares al año.  Esta cantidad sería suficiente para garantizar la atención sanitaria a madres y niños, lo cual podría salvar la vida de cuatro millones de niños al año, y permitiría escolarizar a todos los menores en el continente”, insiste el informe.

Además, la institución recuerda que, según los cálculos del Fondo Monetario Internacional, la inversión empresarial en paraísos fiscales se ha multiplicado por casi cuatro entre 2000 y 2014, mientras que en España se ha disparado un 2.000% solo en 2014 . A raíz de ello, el informe asegura que la desigualdad en nuestro país ha aumentado diez veces más que la media europea y que somos el cuarto país de toda la UE con el índice de desequilibrio más alto, por detrás de los otros tres países mediterráneos: Portugal, Italia y Grecia.

“Los líderes mundiales deben comprometerse a desarrollar una estrategia más  eficaz para acabar tanto con los paraísos fiscales como con otros regímenes  preferenciales dañinos. Ha llegado la hora de poner fin a la carrera a la baja en la fiscalidad sobre los beneficios empresariales y de llegar a un consenso internacional para evitar la competencia desleal entre países. En última instancia, todos los Gobiernos, deben sentar las bases para crear un organismo fiscal mundial en el que participen todos los países en igualdad de condiciones. Esta crisis de desigualdad no acabará hasta que no se ponga fin a los paraísos fiscales de una vez por todas”, concluye Oxfam.