Información sobre vivienda y economía

Inquilino, si no has pagado el ITP olvídate de la deducción por alquiler en Madrid

Gtres
Gtres
Autor: Redacción

El último mes de 2018 la Comunidad de Madrid aprobó una medida que obliga a los inquilinos a pagar el ITP derivado del arrendamiento de la vivienda como condición para ser beneficiario de la deducción autonómica por alquiler. Ahora muchos jóvenes contribuyentes se están viendo afectados por esta nueva normativa a la hora de hacer la declaración de la Renta.

Así, aquellos inquilinos que en el momento de la presentación de la Declaración de las Renta este año no han abonado el ITP del alquiler de vivienda, no podrán disfrutar de este beneficio fiscal autonómico.

Pero no todo está perdido. El contribuyente está aún a tiempo de poder deducirse el alquiler si abona el ITP antes e incluye el justificante del pago del ITP en la Declaración de la Renta 2018. Eso sí, deberá abonar un recargo: del 10% de la cuota si el contrato se firmó hace 3-6 meses, del 15% si se firmó hace 6-12 meses y del 20% de la cuota, más intereses de demora, si se firmó hace más de 12 meses.

Pero hay un grupo de inquilinos que no se verán afectados por la nueva normativa madrileña. Aquellos que hayan firmado el contrato de arrendamiento entre el 19 de diciembre de 2018 y el 31 de diciembre de 2018 están exentos del pago del ITP y el AJD en el arrendamiento de vivienda habitual. Esto es debido a que el 19 de diciembre entró en vigor el Real Decreto-Ley 21/2018 de 14 de diciembre, de medidas urgentes en materia de vivienda y alquiler que declaraba exentos del pago estos dos impuestos. Pero dicha norma fue echada para atrás en el Congreso de los Diputados. Esta exención quedó suprimida el 24 de enero de 2019.

En qué momento se paga el ITP del alquiler

El ITP se debe pagar en el momento en que se formaliza el contrato de alquiler y se calcula, tal y como recuerda reclamador.es, según una escala donde la base imponible se establece en función de los años de contrato. La propia Comunidad de Madrid ha explicado que para un alquiler de 1.000 euros al mes, el pago del ITP supone 48€ por el número de años de duración del contrato de arrendamiento.

El plazo que establece la Ley para cumplir con esta obligación en periodo voluntario es de 30 días hábiles desde la firma del contrato de alquiler.

Requisitos para beneficiarse de la deducción por el alquiler

Las deducciones renta 2018 Madrid son las siguientes: la deducción disponible es del 30%, con un máximo de 1.000 euros, para arrendatarios menores de 35 años que ganen menos de 25.620 euros al año o 36.200 en caso de tributación conjunta. Pero también pueden disfrutar de esta bonificación los inquilinos con más de 35 años, pero menos de 40 años siempre que durante 2018 se hayan encontrado en situación de desempleo (al menos 183 días en el INEM) y hayan soportado cargas familiares (dos familiares a su cargo).

También es necesario que las cantidades pagadas por el alquiler superen el 20% de los rendimientos del contribuyente. Para poder disfrutar de esta deducción el inquilino debe haber depositado la fianza en el organismo correspondiente y dejar constancia del NIF del arrendador en la casilla 1122 y si hay un segundo propietario, si NIF debe estar en la 1125.

Renta 2018 en 2019: deducción por alquiler de vivienda habitual en cada comunidad autónoma

ITP del alquiler: qué es, cuánto vas a pagar y qué rastros va a seguir Hacienda para localizarte

El Impuesto sobre Transmisiones Patrimoniales se aplica desde los años 90 a los arrendamientos, aunque miles de inquilinos desconocían su existencia hasta que Madrid, Cataluña, Asturias y Andalucía han empezado a exigir su pago.

Los que han declarado a Hacienda su alquiler serán los primeros en recibir el requerimiento del fisco para que liquiden su deuda y los intereses de demora.