Información sobre vivienda y economía

El Supremo estima legales las cláusulas suelo negociadas individualmente

Autor: Redacción

El Tribunal Supremo ha escrito otro capítulo en las cláusulas suelo. Esta vez considera legales aquellas cláusulas suelo negociadas individualmente por los hipotecados y que han sido advertidas por el notario en el momento del otorgamiento de la escritura. Así, el Alto Tribunal ha desestimado el recurso interpuesto por dos consumidores contra la Caja Rural de Teruel. 

No todas las cláusulas suelo son ilegales. El Tribunal Supremo ha aclarado que cuando ha habido información suficiente y conocimiento de la existencia de esta disposición por parte de los hipotecados, entonces son legales. 

En concreto, el Alto Tribunal ha desestimado un recurso de casación interpuesto por dos consumidores frente a la sentencia de la Audiencia Provincial de Teruel que desestimó la demanda en la que interesaban la nulidad de las cláusulas suelo, en la hipoteca con Caja Rural de Teruel.

El Supremo ha argumentado que en el caso de las acciones individuales de nulidad de las cláusulas suelo (y a diferencia de lo que ocurre en las acciones colectivas), el juicio sobre la transparencia de dicha cláusula no tiene por qué basarse solo en el documento donde está inserta, sino que pueden tenerse en cuenta otros medios. Y en estos otros medios es posible que se cumpla la transparencia que se necesita para determinar si es legal o ilegal, es decir, que para el consumidor la cláusula en cuestión no pasó inadvertida y que fue consciente de la carga económica y jurídica que implicaba firmar la hipoteca con esta cláusula. 

Con todo, la Audiencia Provincial de Teruel consideró probado que la cláusula, además de no estar enmascarada entre una multitud de datos, había sido negociada individualmente por los demandantes, que incluso llegaron a pactar un suelo inferior al normalmente establecido por Caja Rural de Teruel. Además, la cláusula suelo fue advertida por el notario en el momento del otorgamiento de la escritura. 

BBVA no ha corrido la misma suerte. El Supremo le ha obligado a devolver el dinero cobrado de más por las suelo desde la firma de la hipoteca en un recuso donde el banco cuestionaba la retroactividad total, ya que consideraba que concurría cosa juzgada y no debía devolver las cantidades cobradas de más desde la firma de la hipoteca. Sin embargo, el Supremo ha rechazado este extremo conforme a la jurisprudencia de la propia Sala Primera del Tribunal Constitucional y del TJUE.

Los motivos que ha alegado el Supremo son que en este caso se trata de una acción individual y no colectiva. Recordamos que, aunque se haya resuelto una demanda colectiva sin reotractividad total, el afectado en la mayoría de las ocasiones puede demandar de manera individual la nulidad de su cláusula suelo y reclamar lo cobrado de más desde que firmó el contrato hipotecario.

Según la abogada titular de G&G Abogados, Carmen Giménez, si el afectado no ha sido incluido expresamente en la demanda colectiva con sus datos como demandante y su cláusula suelo no coincide en su plenitud con la que se recoge en la sentencia (en un mismo banco puede haber diferentes redacciones de cláusulas suelo en sus contratos), puede proceder a formalizar demanda individual.

Otro motivo que alega es que la cláusula enjuiciada era diferente de las examinadas por la sentencia del 9 de mayo de 2013, y que la entidad contratante no fue el propio BBVA, sino la por entonces Caixa dÉstalvis Comarcal de Manlleu. 

Recordamos que el Gobierno ha aprobado un Real Decreto Ley que obliga a la banca a poner en marcha un mecanismo extrajudicial para devolver las cantidades cobradas de más y evitar el colapso de los juzgados.