Información sobre vivienda y economía

Las ejecuciones hipotecarias sobre viviendas habituales se disparan un 84% en el arranque de 2021

El efecto covid, por certificaciones aplazadas y las dificultades económicas de las familias, detrás de este aumento en la estadística de lNE

Las ejecuciones hipotecarias sobre vivienda habitual de personas físicas subieron un 84,1% interanual en el primer trimestre de 2021, con 3.207 inscripciones en el Registro de la Propiedad, en máximos desde 2017. La aplicación de medidas extraordinarias durante el primer estado de alarma que ofrecieron una moratoria de la deuda hipotecaria para la vivienda habitual ha sido una de las causas, pero también las dificultades para las familias de hacer frente a la hipoteca actualmente.

En términos generales, las ejecuciones hipotecarias sobre viviendas concentran el 62,7% del total de ejecuciones en el primer trimestre de 2021 (5.178). Las ejecuciones hipotecarias sobre viviendas se redujeron un 6,7% interanual entre enero y marzo. Pero mientras las certificaciones sobre personas físicas se incrementaron un 69,1%, sobre personas jurídicas se redujo en un 60,4%.

Si nos centramos solo en las viviendas de personas físicas, se puede ver en la estadística que las ejecuciones hipotecarias sobre viviendas habituales se dispararon ese 84,1% interanual, mientras que para otro tipo de viviendas el incremento fue del 22,3%.

Este incremento de las ejecuciones hipotecarias no supone que se produzca un desahucio en todos los casos. De hecho, el Instituto Nacional de Estadística (INE) recuerda que “no todas las ejecuciones de hipoteca que se inician terminan con el lanzamiento (desahucio) de sus propietarios y que un procedimiento judicial puede dar lugar a varias certificaciones por ejecución de hipoteca”.

Una de las causas de este incremento ha sido por las medidas extraordinarias que el Gobierno estableció con el primer estado de alarma a través del Real Decreto-Ley 8/2020 de 17 de marzo establece, que en su artículo 7 procedía a establecer una moratoria de la deuda hipotecaria para la adquisición de la vivienda habitual. Y que se fue ampliando de forma sucesiva hasta finales del pasado marzo de 2021.

Pero no ha sido solo este descuadre contable por estas medidas extraordinarias. Las mayores dificultades económicas que las familias están pasando con motivo de la crisis económica provocada por la pandemia del coronavirus estaría detrás de las dificultades para asumir el pago del préstamo mensual de la hipoteca.

Más de la mitad de las ejecuciones hipotecarias sobre viviendas entre enero y marzo (el 52,2%) correspondieron a hipotecas constituidas entre 2005 y 2008.

Por regiones, Andalucía (1.094), Comunitat Valenciana (1.093) y Cataluña (1.011) presentaron el mayor número de ejecuciones sobre viviendas, mientras que Navarra (14), La Rioja (41) y Extremadura (43) no llegaron a superar las 50.