Información sobre vivienda y economía

Trucos muy prácticos para ahorrar en la factura de la luz

Autor: Redacción

El encarecimiento de la electricidad en los últimos años ha obligado a muchos consumidores a pensarse dos veces si encender el interruptor de la luz, o en cambio, poner la linterna del móvil para moverse por casa y ahorrar. De hecho, la electricidad acaba de marcar el segundo precio más alto del año.

A pesar de que todo pinte negro y más en los últimos días, es posible ahorrar en la factura de la luz. La firma Podo ofrece varios trucos para ahorrar en esta factura.

Ahorrar energía en casa puede ser fácil

Seguramente lo hayas intentado, y aún con esas no has conseguido bajar el precio de tu factura. Te avisamos desde ya, que con apagar las luces de casa no basta, existen mil y una formas para ahorrar en el consumo del hogar. A continuación, te vamos a exponer una serie de consejos que igual desconocías y pueden ser tu mejor aliado.

  • Potencia contratada: igual te suena de ver en el recibo eléctrico el término “potencia facturada”, se trata de un importe fijo que pagamos por la cantidad de potencia que usamos en el hogar. La potencia puede ser mayor o menor dependiendo de los aparatos que tengamos conectados a la red. Si no tienes tantos electrodomésticos conectados, igual es recomendable reducir la potencia y así pagar menos de factura.
  • Tarifa eléctrica: revisa bien qué tienes contratado porque puede llegar a no compensarte. No sólo existe una tarifa eléctrica, hay varias, y una de ellas es la discriminación horaria, que cuenta con dos periodos horarios dependiendo de la hora del día: uno con el kWh más barato (23:00 - 13:00 en verano| 22:00 – 12:00 en invierno); y otro más caro (13:00 - 23:00 en verano| 12:00 – 22:00 en invierno). Si estas fuera de casa gran parte del día, ya sea por trabajo u otra actividad, mira bien qué tipo de oferta puede encajar más contigo, en este caso la discriminación horaria es la más adecuada.
  • Bombillas sostenibles: ya no es una excusa, es una realidad: las bombillas incandescentes consumen más y contaminan. Por este motivo, el pasado uno de septiembre se dejaron de fabricar, y han dado prioridad a las bombillas con tecnología LED. Este tipo de iluminación tiene una duración de 70.000 horas, es sostenible porque no contiene elementos tóxicos y aunque sea un poco más caras que las incandescentes, verás el retorno de la inversión cuando tu factura se reduzca.
  • Electrodomésticos: pueden ser nuestro gran aliado (calientan la comida, la mantienen, etc,), pero también el peor (encarecen el recibo). Ante esta tesitura, lo mejor es no volverse loco e ir a desenchufar todo, sino hacer de los aparatos que más gastan un uso más responsable. A continuación, te recordamos los ‘pesos pesados’ de los electrodomésticos.

¿Qué electrodomésticos gastan más, y cómo controlarlo?

Además del lavavajillas, la secadora y el ordenador; estos son los aparatos que más gastan:

  • La Nevera: con un 30,6% de consumo en la electricidad de nuestros hogares, lidera la primera posición.
  • Televisor: no cabía duda, el uso incesante que hacemos de la televisión (y más con la cantidad de series que hay ahora) es un aparato que copa el 12,2% del gasto eléctrico.
  • Lavadora: consigue quitar las manchas de tomate o del café, pero para conseguir ese objetivo necesita consumir mucha electricidad. Su consumo sobre el hogar es del 11,8%.
  • Horno: si viviésemos en la Toscana, y tuviésemos un 'Ristorante', nuestro horno sería de piedra y las pizzas saldrían…Sí, increíbles, pero no es así, la mayoría son eléctricos y la factura nos recuerda su uso. Para que lo sepas, el 8,3% del consumo del hogar puede venir de este aparato.

Recuerda que con la electricidad también se puede ahorrar, Podo da algunas pautas para mantener a raya el consumo de tus electrodomésticos:

Etiqueta energética: si vas a comprar un aparato eléctrico comprueba que sea eficiente, y para ello tendrá que obtener la etiqueta energética de clase A. Aunque puedan ser un poco más caros (como las bombillas LED), el ahorro en la factura lo compensará

Consumo fantasma: tu ordenador o televisor no siempre está apagado del todo; cuentan con una luz (normalmente roja) que avisa de su desconexión, pero no es así: sigue gastando poco, pero gastando.

 

·     Planchar varias piezas, y no sólo una.

 

·     Limpiar las paredes del horno o evitar abrirlo cuando esté en funcionamiento, también te ayudará reducir el consumo

 

·     Añadir botellas de agua fría en la nevera mantendrá el frío del aparato y le ayudar a no gastar tanta electricidad.

 

Con estas alternativas, el consumo se reducirá, pero también hay otros métodos que emplean algunas compañías de luz, que han irrumpido en el sector ayudando a ahorrar en los hogares gracias a la tecnología.

 

Desde controlar el consumo hasta poder dividir las facturas

 

Como en otros sectores, como el de la alimentación o el del transporte, la tecnología ha permitido que el consumidor sea quien tenga todo el control. El mundo de la electricidad no iba a ser diferente. A día de hoy, existen compañías que permiten al cliente vigilar el consumo, añadirse alertas cuando supere el tope de gasto e incluso dividir las facturas entre más pagadores, o desgravarse la luz en el caso de ser autónomo o tener una PYME.