Información sobre vivienda y economía

Radiografía del 'Made in Spain': ni jamón, ni aceite de oliva, lo que más exportamos son coches, acero y medicinas

Planta de producción de vehículos
Gtres

¿Qué productos españoles son los más demandados por los extranjeros? La respuesta no es ni el jamón, ni el aceite de oliva. Las últimas cifras oficiales sitúan a los automóviles, el acero y los medicamentos como los principales bienes exportados en enero. Solo en ese mes, más de 44.000 empresas domésticas vendieron en el exterior.

Estos no son los únicos datos curiosos que reflejan las estadísticas del Instituto de Comercio Exterior (ICEX) y la Secretaría de Estado de Comercio. Gracias a ellas podemos conocer qué tipo de empresas domésticas son las que hacen negocios fuera de nuestras fronteras, quiénes son sus principales clientes y qué regiones son las que tienen mayor vocación internacional.

1. Cuántas empresas venden fuera y cómo son

Un total de 44.325 empresas españolas vendieron sus productos en el extranjero en enero. De ellas, según el ICEX, 30.470 fueron regulares, lo que significa que llevan exportando como mínimo cuatro años consecutivos.

¿Y esto es mucho o poco? La respuesta depende de con qué la comparemos. Si miramos las cifras de los dos últimos ejercicios, el actual número de exportadores nos parecerá reducido (en 2013 se contabilizaron 151.160 y en 2014, 147.731). Sin embargo, repasando los números de la última década descubrimos que durante todo 2004 el promedio mensual de exportadores fue de 8.033. Esto es, cinco veces menos que la media actual de 2015.

Por otro lado, la lógica dice que la mayoría de los exportadores actuales tiene un tamaño reducido. El motivo es que solo una de cada tres ventas al exterior tiene un valor igual o superior a 50.000 euros. El resto de operaciones, en cambio, se ha cerrado a un precio inferior.

2. Los productos más vendidos

Según el ICEX, los productos que lideraron las exportaciones en enero fueron vehículos (coches, motos, caravanas, de transportes…), componentes de automoción (por ejemplo, accesorios de carrocería), productos siderúrgicos (acero), productos farmaquímicos (donde se encuentran los medicamentos), combustibles y lubricantes, productos hortofrutícolas (como los tomates o los pimientos dulces), cítricos (naranjas, clementinas…), productos de textil para mujer, aceite de oliva y derivados y productos relacionados con el plástico (envases, embalajes, cajas…). Juntos concentraron la mitad de las exportaciones.

Fuente: ICEX

3. Por qué exportamos estos bienes

El sector automovilístico (vehículos y componentes) copa un 21% del volumen de las exportaciones. ¿Y dónde está el atractivo de España en este negocio? La respuesta es que somos el segundo mayor fabricante de automóviles de Europa (en enero y febrero se montaron casi 463.000 unidades) y el primer productor de vehículos industriales. El ICEX calcula que nueve de cada diez vehículos hechos en España se exportan a 130 países. Además, contamos con más de 1.000 empresas especializadas en la fabricación de equipos y componentes de automoción.

En el caso del sector siderúrgico, la producción de la industria española alcanzó 14,2 millones de toneladas en 2014, una cifra que nos sitúa entre las veinte potencias mundiales en este negocio.

No podemos olvidar que somos el octavo mayor productor de tomates del mundo y que cultivamos uno de cada cuatro en Europa (hablamos de más de 4.000 millones de kilos al año). También lideramos el ranking en la producción de naranjas (con 3,4 millones de toneladas somos, junto a Florida, el referente mundial) y presumimos de una fuerte industria textil. Las marcas Zara o Mango son famosas en los cinco continentes y una de cada diez novias en todo el mundo lleva un vestido de nombre español.

Por último, y como no podía ser de otra manera, somos líderes en el sector del aceite de oliva. Según las previsiones del Consejo Oleícola Internacional, España supondrá el 57% de la producción mundial en la campaña 2014/2015, con un récord de 1,7 millones de toneladas.

4. Quién los compra

Otra cifra que revela el ICEX es que la mitad de nuestros productos va a parar a uno de estos cinco destinos: Francia, Alemania, Reino Unido, Italia o Portugal. En los últimos años, estos vecinos europeos han sido los mejores clientes para las empresas domésticas, a las que han comprado productos y servicios por valor de 9.060 millones solo en enero.  

Los siguientes países más importantes para las exportaciones españolas son, en este orden, Estados Unidos (con un 4,4% del total), Países Bajos (3,3%), Bélgica (2,5%), Marruecos (2,2%) y Polonia (1,9%).

5. Cuánto dinero han conseguido

El último Informe Mensual de Comercio Exterior señala que el volumen de las exportaciones realizadas al inicio de 2015 asciende a 17.894,6 millones de euros. El dato es un 3% más bajo que el logrado un año antes (cuando alcanzó 18.430 millones), aunque supera en un 62% la media de enero en los últimos ocho ejercicios (11.033,5 millones).

De mantener la tendencia, las exportaciones españolas cerrarán 2015 con un volumen superior a 200.000 millones de euros, algo que vienen consiguiendo desde 2011. De momento, el récord histórico se registró en 2014 con 240.000 millones de euros.

Para hacerse una idea de la magnitud de esta cantidad, basta recordar que prácticamente equivale al valor de mercado conjunto de las tres mayores empresas españolas: Banco Santander, Inditex y Telefónica.

Fuente: ICEX

6. Las ciudades más activas

Los datos oficiales también ponen nombre y apellidos a las provincias españolas que más venden en el exterior. Al frente del ranking están, precisamente, las tres urbes más importantes del país: Barcelona, que representa un 21% del total, Madrid (con un 11%) y Valencia (7,1%).

En la lista de las provincias más activas también se encuentran Zaragoza, Murcia, Pontevedra, Vizcaya, Navarra y Tarragona, cuyas ventas representan entre un 3,1% y un 3,9%, del total, y A Coruña, que cierra la lista con un 2,9%. Así pues, el peso conjunto de estas diez provincias representa el 60% de las exportaciones.