Información sobre vivienda y economía

España, segundo país europeo donde más pesa la inversión internacional en el sector inmobiliario

Autor: Redacción

España es uno de los países donde más importancia tiene la inversión internacional para el sector inmobiliario

Según el último informe de la consultora Savills, el capital extranjero ha acaparado tres cuartas partes del volumen transaccionado entre enero y junio, tras aportar 2.217 millones de euros. Se trata de la proporción más destacada de Europa, solo superada por la de Polonia.

No obstante, la inversión extranjera en el ladrillo se ha reducido cerca de un 4% interanual, un resultado que está a medio camino entre los descensos generalizados que han registrado los países core y los repuntes de los países periféricos. En el conjunto del mercado europeo, la caída de la inversión internacional es de un tercio.

Así, y mientras el volumen de inversión transfronteriza se ha reducido en los mercados principales (Reino Unido, Alemania y Francia), ha aumentado un 81% interanual en Irlanda, un 179% en Polonia y un 20% en e Italia. También como en los nórdicos, con un incremento del 245% en Suecia y del 63% en Finlandia.

"Estos mercados tradicionalmente no estratégicos están actualmente en una fase anterior del ciclo de inversión. Con las rentabilidades prime todavía por encima de la media europea en la mayoría de los segmentos de estos mercados y con potencial para una mayor compresión de la rentabilidad, ofrecen rendimientos más atractivos para los inversores", sostieneEri Mitsostergiou,directora de Research Europa en Savills.

El estudio también señala que, en términos de volumen de megaoperaciones (aquellas que superan los 100 millones de euros) en el primer semestre, las mayores variaciones interanuales se han registrado en Austria (+ 233%), Irlanda (+ 88%), Italia (+ 58%) y Suecia (+ 56%), mientras el continente ha registrado un descenso medio del 31%.

En el caso de los mercados más fuertes del continente, la caída de la inversión no se debe a la falta de demanda. Según Savills, las razones del descenso se deben más a una vuelta a la normalidad y a la falta de producto disponible en los dos extremos del espectro del riesgo (bajo-alto).

Como consecuencia, este año la inversión que acapararán Reino Unido, Alemania y Francia pasará de representar dos tercios del total europeo a un tercio, lo que llevará al conjunto de Europa a registrar un descenso cercano al 25% interanual.

En cambio, los mercados nórdicos posiblemente vivirán un repunte de dos dígitos y los periféricos (entre los que están España e Italia), registrarán unos volúmenes muy similares a los de 2015 e incluso algo superiores. En el caso doméstico, Savills espera que acabe el ejercicio con unos 8.000 millones de euros de inversión inmobiliaria directa.