Información sobre vivienda y economía

España mantiene el atractivo y capta 2.500 millones de inversión inmobiliaria hasta marzo

Autor: Redacción

El mercado inmobiliario doméstico sigue derrochando atractivo para los inversores y ha terminado el primer trimestre del año captando cerca de 2.450 millones de euros, lo que arroja una media de unos 27 millones al día.

Según los datos de BNP Paribas Real Estate, el volumen de inversión captado hasta marzo está en línea con el registrado el año pasado, ejercicio que se saldó con 10.659 millones de euros. Hasta ahora, el récord se produjo en 2015, cuando la inversión superó los 11.880 millones de euros.

Y, aunque el ritmo actual no parece vislumbrar un nuevo máximo, sí que permite adelantar que, por cuarto año consecutivo, el sector podría volver a superar los 10.000 millones de euros de inversión directa, superando así los niveles precrisis. La cifra acumulada en el primer trimestre de 2018 ya supera la que captó el sector inmobiliario durante todo 2012 (1.812 millones). 

BNP Paribas Real Estate pronostica que, en los próximos meses, seguirá fluyendo el dinero hacia el inmobiliario español mientras se mantenga la liquidez en los mercados financieros y las condiciones de financiación sean ventajosas, al mismo tiempo que perdure la diferencia de rentabilidad entre los bonos y la rentabilidad de los activos inmobiliarios. No obstante, la firma se muestra cautelosa respecto a años anteriores. 

"En general, seguimos siendo positivos respecto a la evolución del mercado de inversión inmobiliario en España, aunque con mayor cautela que en ejercicios previos. El inversor debe plantearse fórmulas más imaginativas y ser más flexible para acceder a determinadas operaciones. La expectativas de los vendedores han ido paulatinamente en aumento en estos últimos años, haciendo más difícil alcanzar los retornos exigidos por los inversores", explica Luis Nuño, director de Inversión Oficinas de BNP Paribas Real Estate.

Los fondos y el retail tiran de la inversión

Otra de las conclusiones que se extra del informe es que los fondos de inversión se han afianzado en el primer trimestre como principales compradores, desbancando a las socimis, que están inmersas en un proceso de gestión de activos y buscan dar salida a parte de su cartera. En lo que se refiere al destino de las inversiones, destaca el sector retail.

En este sentido, el informe repasa la venta de una cartera de 14 locales de Inditex por 370 millones de euros al fondo alemán Deka; la venta del Parque Corredor, en Torrejón de Ardoz (Madrid), por 200 millones; y el Centro Comercial Las Habaneras, situado en Orihuela (Alicante), por 160 millones de euros. Otra de las operaciones destacadas del primer trimestre del año ha sido la compra de una cartera de 1.500 viviendas por parte de Testa a Caixabank por un importe de 228 millones de euros, reforzando así su cartera residencial. Los segmentos de oficinas y hoteles se han situado en segunda posición, con un volumen aproximado de 350 millones de euros invertidos en cada segmento.

Por último, BNP Paribas Real Estate cree que los inversores esperan que los retornos de sus inversiones vengan principalmente por el alza de las rentas, que "se verán impulsadas por la tendencia general del mercado y la consolidación de la demanda ocupacional. La gestión del activo pasará por conseguir que los inmuebles sean más eficientes, incrementar los ahorros de costes, realizar reformas, mejorar la calidad de los inquilinos.... Al mismo tiempo, la compresión de las rentabilidades durante el año pasado ha ido perdiendo intensidad"..