Información sobre vivienda y economía

Apple y Amazon dicen adiós al billón de dólares tras hacer historia en bolsa

Autor: Redacción

Un récord muy fugaz. Eso es lo que han conseguido Apple y Amazon en bolsa en los últimos tres meses. Los dos gigantes tecnológicos han sido las primeras cotizadas en la historia de Wall Street que han alcanzado una capitalización bursátil de un billón de dólares. Un hito que, sin embargo, ha durado poco.

Ninguna de las dos compañías ha conseguido mantener el buen tono en bolsa y se están alejando cada vez más de la barrera psicológica del billón de dólares.

Apple, en concreto, firmó el hito a principios de agosto y logró aguantar el tipo durante semanas. De hecho, el pasado 3 de octubre los títulos de la empresa de Cupertino llegaron a situarse en 232 dólares, la cifra más alta desde que empezó a cotizar en los años 80. Aquel día su valor de mercado llegó a alcanzar los 1,1 billones de dólares. Sin embargo, desde entonces la compañía ha perdido terreno y actualmente vale en torno a 912.000 millones de dólares.

Es decir, en apenas mes y medio, el coloso liderado por Tim Cook ha perdido nada menos que 190.000 millones de dólares (unos 168.000 millones de euros). Es una cifra que más que duplica el valor de mercado de Inditex, que actualmente ronda los 80.000 millones de euros.

Evolución en bolsa de Apple en 2018

Evolución en bolsa de Apple en 2018
Fuente: Bloomberg

Y Amazon se ha dejado todavía más: ha perdido en torno a 203.000 millones de dólares, tras pasar de valer un billón de dólares a principios de septiembre a los 797.600 millones de dólares actuales. Su descenso, traducido a euros, ronda los 180.000 millones de euros, cantidad que supera con creces al valor conjunto de Inditex (80.000 millones) y Santander (69.000 millones).

Evolución en bolsa de Amazon en 2018

Evolución en bolsa de Amazon en 2018
Fuente: Bloomberg

¿Y cómo es posible que se hayan dejado tantos millones en tan poco tiempo? La respuesta está en un conjunto de factores. Las bolsas mundiales, incluido Wall Street, están sufriendo por la ralentización económica global, la guerra comercial entre EEUU y China y unas previsiones de resultados trimestrales corporativos algo reservadas.

Además, hay otros motivos que afectan directamente a las compañías. Apple, por ejemplo, se está centrando cada vez más en la venta de productos de calidad más que en batir récords de número de unidades (por ejemplo, los nuevos iPhone cuestan más de 1.000 dólares). Un cambio que se suma a la ralentización de producción de algunos proveedores de la firma americana.

En el caso de Amazon, los analistas dudan de que pueda mantener el ritmo de crecimiento en ventas de los productos, mientras que han acogido con recelo la subida de precios que ha aplicado la compañía capitaneada por Jeff Bezos a su servicio de suscripción prime, que en EEUU alcanza ya los 119 dólares anuales.