Información sobre vivienda y economía

Deutsche Hypo: "El mayor problema inmobiliario en España es la falta de oferta"

Autor: Redacción

El ladrillo europeo intenta mantenerse a flote mientras la situación económica empeora trimestre a trimestre. Esta es una de las conclusiones a las que llega el último informe que ha publicado el banco alemán especializado en inversión inmobiliaria Deutsche Hyppo.

Según su índice 'European Real Estate Economy Index' (REECOX), en el segundo trimestre del año la coyuntura inmobiliaria en Europa ha empeorado ligeramente, mientras que España se ha comportado mejor que el promedio.

En concreto, el índice REECOX, que está basado en variables como la evolución del principal indicador de la bolsa, los datos inmobiliarios, los tipos de interés o el clima económico de los principales países europeos, concede 232,7 puntos al ladrillo europeo a cierre del segundo trimestre, frente a los 236,8 enteros registrados en marzo. Dicho de otro modo: su puntuación ha retrocedido un 1,8%, En el caso de España, la caída ha sido de apenas un 0,6%, hasta quedarse en 198 enteros, lo que se traduce en el cuarto mejor resultado, rozando el de Reino Unido. Alemania lidera la tabla con 297 enteros, seguida de Francia (232) y Reino Unido (199). 

Según explica María Teresa Linares Fernández, directora de la sucursal de Deutsche Hypo en Madrid, “aunque el índice REECOX para España no haya podido batir la marca de los 200 puntos en el segundo trimestre, la coyuntura del mercado inmobiliario español sigue siendo favorable. Esto se debe fundamentalmente al buen ritmo al que avanza la economía española, la gran liquidez del mercado y, sobre todo, a la política actual de tipos de interés, que anima a los inversores a invertir en activos inmobiliarios".

Sin embargo, el mercado doméstico sufre el problema de la falta de oferta, principalmente por la escasez de inmuebles comerciales y logísticos atractivos. Además, desde la entidad germana recuerdan que también está aumentado la demanda de edificios sostenibles.

"En España, el interés por la sostenibilidad no es solo una tendencia, sino más bien un cambio de actitud que ha llegado para quedarse. Por este motivo, cada vez se están reformando más inmuebles para cumplir con los estándares de sostenibilidad", recalca Linares.