Información sobre vivienda y economía

Las familias tienen más dinero efectivo y depósitos que nunca: el ahorro supera los 900.000 millones

Este ahorro se ha más que duplicado en lo que llevamos de siglo y representa casi el 40% del ahorro financiero total de los hogares

Autor: Redacción

La incertidumbre económica y los vaivenes de los mercados han vuelto a poner sobre la mesa el lado más conservador de las familias españolas, que en los últimos meses están aumentando la inversión en depósitos bancarios hasta niveles nunca vistos.

Según los datos del Banco de España recopilados por la patronal de los fondos de inversión (Inverco), a cierre del segundo semestre los hogares tenían 915.008 millones de euros en efectivo y depósitos, la cifra más alta de la historia. Este récord se ha conseguido gracias al tirón de los depósitos transferibles, cuyo repunte ha compensado el descenso del efectivo, y permite superar en más de dos veces el ahorro de principios de este siglo. En apenas cinco años, justo el periodo de recuperación económica, el volumen ha crecido en unos 57.000 millones de euros. 

Actualmente, este ahorro supone casi un 40% de los activos financieros de las familias, una cifra destacada pero que está lejos de los máximos alcanzados en los últimos años. A pesar de que en términos absolutos el hito se ha firmado este año, en términos porcentuales se produjo en 2010, cuando el efectivo y los depósitos llegaron a representar el 46,5% del ahorro financiero. En cambio, el dato más bajo de la última década fue el 38,2% registrado en 2017.

Lo curioso de los números es que actualmente los depósitos ofrecen una rentabilidad testimonial a los ahorradores. De hecho, en términos generales España es el segundo país de la UE que menos interés paga a los particulares (en torno al 0,05%) y el segundo que más cobra a las empresas por tener su liquidez invertida en depósitos. Y de momento, dada la estrategia que está siguiendo el Banco Central Europeo (BCE), todo apunta a que el rendimiento de los depósitos no subirá a corto plazo.