Información sobre vivienda y economía

La inversión en vivienda también echa el freno: reducirá su crecimiento a la mitad hasta 2020

El servicio de estudios de BBVA calcula que la inversión en vivienda subirá un 3,5% este año y otro 3,9% en 2020, frente al 7,7% del año pasado

Autor: Redacción

La inversión en vivienda se va a resentir por la desaceleración económica, el parón político y el momento de estabilización en el que se encuentra el mercado inmobiliario. Al menos, esta es la lectura que podemos extraer de las últimas previsiones que ha publicado BBVA Research.

El servicio de estudios de la segunda entidad española más importante por volumen de activos calcula que la inversión en vivienda repuntará un 3,5% este año y otro 3,9% en 2020, frente al 7,7% que se anotó el pasado ejercicio. Es decir, en el próximo bienio crecerá menos de la mitad que en 2018, siendo el ritmo de crecimiento más bajo de los últimos tiempos: 

Y eso que se van a mantener algunos vientos de cola para el mercado residencial, como los bajos tipos de interés, la creación de empleo o la elevada rentabilidad que ofrece la vivienda respecto a productos financieros como por ejemplo los depósitos. De hecho, el organismo está convencido de que la incertidumbre que sobrevuela al sector se irá reduciendo poco a poco. 

¿Las razones? Esto es lo que explica: "a pesar de la desaceleración observada, se espera que la economía siga creando empleo, lo que augura nuevos incrementos en la renta de los hogares. Además, las condiciones de financiación continúan siendo favorables para el sector. Desde el punto de vista de los hogares demandantes de una vivienda, el nuevo descenso de los tipos de interés se traducirá en bajos costes de acceso al crédito; mientras que desde el punto de vista de los inversores, ya que pueden ver en la vivienda un activo con rentabilidades algo más atractivas que otros productos alternativos".

Por otro lado, añade BBVA Research, "se espera que, poco a poco, la incertidumbre que pende sobre el sector vaya diluyéndose y que se consolide la recuperación de las ventas, tras los malos registros de los meses de verano. Además, la formación de nuevos gobiernos locales y regionales tras la celebración de las elecciones del pasado mes de abril también ha restado incertidumbre al sector. Sin embargo, se mantiene la asociada a la falta de Gobierno Central". 

Con todo, y a pesar de que se espera un freno de la inversión, lo cierto es que su crecimiento esperado para 2019 y 2020 supera a la previsión que registra la inversión en otros edificios y construcciones. En este caso, el organismo pronostica un alza del 2,2% para este año y del 1,1% para 2020, frente al 5,3% registrado el pasado ejercicio.